05 jul 2020

Ir a contenido

EL ENVEJECIMIENTO DE LA POBLACIÓN

Dos generaciones, 11 formas de vida

DAVID GARCÍA MATEU / BARCELONA

Tres generaciones y once formas de ver la vida / ELISENDA PONS

CRISTINA PICAZO, 18 AÑOS, ESTUDIA

"El futuro depende de la voluntad propia. Si tú te pones a buscar caminos  tendrás varias posibilidades de encontrar un futuro, pero conocer gente que ya está trabajando de aquello que tú quieres siempre ayuda"

ANTONIO RUIZ, 18 AÑOS, ESTUDIA

"Me gusta moverme y conseguir mis metas. En el mundo laboral siempre hay sitio para todos, pero depende del puesto que quieras asumir tendrás que esperar a que se jubilen sus actuales empleados"

MIQUEL HORMIGO, 60 AÑOS, PREJUBILADO

"La edad no es ningún impedimento. Desde los 15 años trabajé en la banca y allí me terminé prejubilando para dedicarme a mis hobbies. Ahora tengo mucho más tiempo para ir en kayak o pasar el día en el mar"

JORDI SERRANO, 50 AÑOS, TRABAJA

"Curramos porque no teníamos nada. Intuyo que los jóvenes ahora viven bien. Sin problemas materiales, por lo que trabajan para pasárselo bien. Nosotros en cambio apenas teníamos coche ni varios televisores"

ANNA CÁNOVAS, 60 AÑOS, PARADA

"La nueva generación me ha desplazado. Doy por perdida la posibilidad de encontrar trabajo. Era secretaria y ahora buscan gente con unos conocimientos y unos idiomas que a mí se me escapan. Ya ni busco empleo"

ESTHER ALIAGA, 49 AÑOS, TRABAJA

"Me fui al extranjero antes que los demás. Llegué a Belfast (Irlanda del Norte) hace 23 años y ahora allí me encuentro a españoles recién llegados en busca de trabajo y aventura. Ahora bien, no saben exactamente dónde ir"

ALICIA TUDELA, 50 AÑOS, TRABAJA

"Desde los 22 tengo un trabajo estable. Esperaba ganar más, pero no me puedo quejar. El hecho de ser funcionaria desde joven te da una alegría en su momento, pero más tarde te ata. Luego no te atreves a dar el salto y dejarlo"

ÀNGELS ESTERRI, 54 AÑOS, TRABAJA

"La edad hace pensarte las cosas. He dejado tres trabajos fijos para hacer lo que me gustaba, pero una vez tienes un hijo ya no te permites el lujo de ir cambiando de faena. Cuando crezca espero volver a irme"

LLUÍS MOLINA, 19 AÑOS, ESTUDIA

"Espero poderme dedicar a lo mío. Ahora estudio, porque trabajo no hay. Vivimos en un país bastante enchufista y aunque no me gusta eso, es de las pocas soluciones que hay para ganarse uno la vida"

TOMÁS GUAREZI, 18 AÑOS, ESTUDIA Y TRABAJA

"Estudio antropología para pasármelo bien. Cuando elegí la carrera lo hice pensando en algo que me gustara y no tanto en las salidas laborales. Sé que algunos oficios los acabaría dejando al poco tiempo porque lo pasaría mal"

PAULA MARTÍN, 18 AÑOS, ESTUDIA

"Por encima de todo quiero evitar la rutina. Yo no quiero un trabajo rutinario como el de mis padres, prefiero buscar un trabajo más ameno con cosas nuevas cada día. La estabilidad está bien, pero si va acompañada de motivaciones"

NAIARA MULERO, 18 AÑOS, ESTUDIA

"Por la estabilidad dejaría algún hobby. Yo quiero marcharme al extranjero, porque aquí no hay trabajo. Así también mejoraré los idiomas. Además, creo que si me voy seguiré viviendo allí hasta los 50 años por lo menos"