El Papa sustituye al obispo de Mallorca tras su presunto romance con su secretaria

El prelado Javier Salinas fue acusado por el marido de su colaboradora en la diócesis

El obispo de Mallorca, Javier Salinas, en el 2014.

El obispo de Mallorca, Javier Salinas, en el 2014. / EFE / MONTSERRAT T DIEZ

2
Se lee en minutos

El papa Francisco ha sustituido al obispo de Mallorca, Javier Salinas Viñals, meses después de que este fuera acusado de mantener una relación amorosa con su secretaria particular. Formalmente, el Pontífice ha aceptado la renuncia presentada por Salinas y le ha nombrado obispo auxiliar de la archidiócesis de Valencia.

El obispo auxiliar de Barcelona, monseñor Sebastià Taltavull Anglada, será el nuevo "administrador apostólico" de Mallorca, segun la Conferencia Episcopal Española, un cargo con atribuciones de obispo que compaginará con su cargo en la diócesis catalana.

En diciembre pasado estalló una polémica cuando el marido de la secretaria de Salinas denunció ante el nuncio la presunta relación de su esposa con el obispo de Mallorca, encargado de esta diócesis desde noviembre de 2012, y cómo esta había supuesto el fin de su matrimonio católico tras 25 años casados y dos hijos en común.

El prelado se defendió asegurando que la mujer era colaboradora suya en el palacio episcopal y que no tenía "nada que ocultar" y estaba convencido "de haber actuado convenientemente", aunque reconoció que se podían "haber malinterpretado" sus actos.

El obispo siempre ha asegurado que las informaciones divulgadas y la denuncia se debían a la reacción de un hombre que le culpa de la ruptura de su matrimonio y le atribuye un vínculo amoroso inexistente.

En algunas entrevistas, el prelado reconoció, como publicó 'Diario de Mallorca', que había intercambiado los anillos con su secretaria, "pero no por un vínculo amoroso", sino como un gesto en el marco de un grupo de oración formado por ambos. Estos anillos no llevaban sus nombres, como se ha publicado, y contenían la inscripción "caminante", afirmó. 

SIN CAUSAS DE LA RENUNCIA

En el comunicado del Vaticano no se hace referencia alguna a una posible renuncia o destitución por motivos de comportamiento o graves, como sí se ha hecho en otras ocasiones. Salinas, por su parte, ha hecho pública una carta a sus fieles en el que agradece el cariño recibido durante todo este tiempo al frente de la diócesis y pide perdón si «algún defecto ha ofendido a alguien» o le ha dado «motivos de preocupación».

El Vaticano seguía desde hace meses el caso y el mismo Salinas admitió que en el transcurso de una visita al Vaticano para abordar asuntos patrimoniales de la diócesis también trató con responsables de la Santa Sede sobre el tema.

Salinas había sido nombrado obispo de Mallorca en noviembre del 2012, por el entonces papa Benedicto XVI, en sustitución de Jesús Murgui, quien fue trasladado a la diócesis de la localidad alicantina de Orihuela, después de que el obispo de Alicante se jubilara.

"RESPETUOSOS Y HUMANOS"

Noticias relacionadas

El obispo auxiliar de Barcelona, Sebastià Taltavull, ha eludido comentar los motivos que han llevado al relevo del hasta ahora obispo de Mallorca, Javier Salinas, con quien le une, dijo, una gran amistad "de toda la vida". "Soy incapaz de juzgar y creo que no hemos de hacerlo, el Papa ha aceptado su renuncia y hemos de atenernos a ello, ser respetuosos y humanos", ha declarado.

Taltavull, que tiene ahora todas las atribuciones de un obispo para regir la diócesis de Mallorca hasta el nombramiento de un nuevo obispo para la isla, también ha remarcado que la Iglesia debe agradecer a Salinas su trabajo en la renovación de la catequesis y ha considerado que hizo un buen trabajo como obispo en las diócesis en que estuvo destinado.