Ir a contenido

VIOLENCIA MACHISTA EN PAMPLONA

Cinco detenidos por una violación al comienzo de San Fermín

La agresión sucedió durante la primera noche de las fiestas pese al refuerzo de las medidas de seguridad

Pamplona durante el chupinazo, este 6 de julio.

Pamplona durante el chupinazo, este 6 de julio. / AFP / ANDER GILLENEA

Primer día de fiesta, primera denuncia por violación. Pese al aumento de medidas de seguridad, como las cámaras de alta definición en algunos enclaves. El alcalde de PamplonaJoseba Asiron, ha informado este jueves de la detención de cinco personas por su presunta implicación en una agresión sexual ocurrida en la primera noche de fiestas de San Fermín. Los hechos han tenido lugar sobre las tres de la madrugada en el centro de la ciudad, donde una joven ha sido forzada a entrar en un porta, donde han abusado de ella. La chica ha sido atendida en el Complejo Hospitalario de Navarra.

En paralelo, la Policía Municipal, en colaboración con otros cuerpos de seguridad, ponía en marcha un operativo para detener a los presuntos culpables. Cuatro de los cinco detenidos han sido localizados por la Policía Foral cuando estaban en la plaza de toros, viendo el encierro. El quinto arrestado se encontraba en el interior de un turismo aparcado en un barrio pamplonés.

PESE A LA SEGURIDAD

En el tradicional bando municipal con las advertencias, normas y disposiciones relativas a los diferentes actos festivos, el alcalde de Pamplona emplazó a la ciudadanía a "adoptar una actitud activa" frente a las agresiones machistas y confió "en el sentido cívico de los pamploneses, pamplonesas y visitantes para el buen desarrollo de las fiestas de San Fermín".

En repulsa por la agresión sexual, el Ayuntamiento de Pamplona ha convocado a la ciudadanía a participar esta noche en la concentración silenciosa organizada por el movimiento feminista en la plaza Consistorial. La Junta de Portavoces del ayuntamiento ha manifestado "su más absoluto rechazo a este tipo de conductas" y ha mostrado "su apoyo a la mujer agredida". 

EN AUMENTO

La alarma social por las agresiones sexuales que se producen en los Sanfermines viene creciendo año tras año, sobre todo desde el asesinato, en el 2008, de la enfermera Nagore Laffage, de 20 años, una joven salvajemente golpeada por haberse negado a mantener relaciones sexuales con su asesino. Las denuncias por violaciones empezaron a salir a la luz en el 2011, con tres violaciones, aunque las asociaciones feministas aseguran que se producen decenas de casos de abusos en los que las víctimas no pasan por comisaría. No han dejado de suceder pese al aumento de seguridad.

Precisamente para intentar combatir la violencia contra las mujeres, Pamplona ha reforzado la seguridad bajo el paraguas de una campaña que el año pasado fue bautizada con el lema 'Por unas fiestas libres de agresiones sexistas'.

La novedad este año, además de un nuevo material informativo que se distribuirá durante las fiestas, es que se ampliará el horario de las oficinas que atienden las consultas de las mujeres que han sido objeto de algún ataque. En la celebración del 2015, esas oficinas recibieron unas 5.000 consultas. Además de las medidas preventivas, el ayuntamiento ha instalado cámaras de alta definición para poder identificar a los agresores en caso de denuncia. No parecen haber sido muy disuasorias.