Ir a contenido

PROCEDIMIENTO JUDICIAL

La UB remite a la fiscalía tres denuncias por secta contra uno de sus centros de investigación

Los denunciantes se quejan de acoso psicológico e invasión de la intimidad

El CREA, dedicado a investigación de la desigualdad, ha presentado una querella por difamación

EL PERIÓDICO / BARCELONA

La Universitat de Barcelona (UB) ha trasladado a la fiscalía tres denuncias por presuntos comportamientos de secta, manipulación e invasión de la intimidad que habrían cometido supuestamente miembros del Centro de Investigación en Teorías y Prácticas Superadoras de Desigualdades (CREA, en sus siglas en inglés), un instituto de investigación en ciencias sociales dependiente de la propia UB. 

La dirección del CREA, por su parte, ha presentado una querella por difamación contra los denunciantes.

Fuentes de la UB han informado de que las denuncias se llevaron ante fiscalía de la Audiencia Provincial de Barcelona el pasado 6 de junio después de recibir tres quejas por parte de tres exmiembros del CREA. La primera se recibió el 18 de mayo "y en las dos semanas posteriores se recibieron dos más".

La universidad ha decidido seguir este procedimiento por considerar que los hechos denunciados "sobrepasan el ámbito académico" y podrían entrar en el ámbito de lo penal. Según insisten las mismas fuentes, la UB se comprometió en el 2006 a actuar de esta manera si aparecían nuevas quejas contra el grupo de investigación, "sin prejuzgar ni la veracidad ni la honorabilidad del grupo objeto de la denuncia". "Si la fiscalía sobresee el caso por el motivo que sea, nos reservamos el derecho de abrir una investigación interna", han añadido.

Según han avanzado TV-3 y Catalunya Ràdio, los testigos denunciantes aseguran que los líderes del grupo les proponían participar en un proceso de transformación social para el que, previamente, ellos tenían que vivir, por ejemplo, en uno de los pisos del colectivo o bien participar en encuentros donde se orientaban y se valoraban sus relaciones de pareja. Según las presuntas víctimas, el control llega al extremo de tener que consultar con los guías del grupo con quién y cuándo podían tener relaciones sexuales.

En una rueda de prensa, la directora del CREA, Marta Soler, y otros miembros vinculados al instituto de investigación han negado las acusaciones y las han calificado de "calumnias" realizadas desde el anonimato. El abogado del CREA, Albert Ramentol, ha explicado que los ataques se han producido a través de las redes sociales, blogs especializados e incluso la Wikipedia, dirigidos tanto a la institución como a algunos de sus miembros.

Según Soler, los ataques se habrían iniciado desde que miembros del CREA denunciaron casos de acoso sexual en la universidad, además de responder también a "envidias profesionales". "Hemos recibido ataques y difamaciones constantes y sistemáticas desde el anonimato por parte de aquellos que quieren mantener el silencio sobre el acoso en las universidades, que están afectando a nuestras vidas personales y profesionales", han denunciado los miembros del instituto de investigación. La mayoría de los miembros del CREA son de la UB, pero también cuenta con investigadores adscritos a las universidades Autònoma de Barcelona (UAB) y Rovira i Virgili de Tarragona (URV).

0 Comentarios
cargando