Ir a contenido

INFORME MUNDIAL DEL RELATOR ESPECIAL CONTRA LA TORTURA

La ONU censura a España por el "sufrimiento" de un preso en Catalunya

La Generalitat ha denegado permisos al histórico recluso, que en el 2015 protagonizó una huelga de hambre

J. G. Albalat

José Antúnez, entre mossos, en el juicio por Quatre Camins.

José Antúnez, entre mossos, en el juicio por Quatre Camins. / JOAN CORTADELLAS (JOAN CORTADELLAS)

El relator especial contra la tortura de la ONUJuan Méndez, ha propinado un fuerte varapalo al Gobierno español, al considerarle “responsable” de los sufrimientos “físicos y mentales” padecidos por José Antúnez Becerra, de 59 años, un preso histórico que en marzo del 2015 protagonizó una huelga de hambre para protestar porque las autoridades penitenciaras catalanas no le daban ningún permiso de salida, a pesar de haber cumplido casi la mitad de las condenas impuestas.

Pese a que el informe señala al Ejecutivo español, el reproche va dirigido a la Generalitat, pues tiene competencias en materia penitenciaria y fue la administración que no permitió en el 2015 la salida del reo del centro, que ahora está en la cárcel de Brians II, en Sant Esteve de Sesrovires. El recluso no pisa la calle desde el año 2000.

El caso de Antúnez es uno de los cuatro de ámbito español incluidos por el relator especial contra la tortura en su informe anual. El Observatori del Sistema Penal i dels Drets Humans fue quien comunicó el asunto al funcionario de la ONU, a través del denominado Sistema de Registro y Comunicación Internacional de la Violencia Institucional (Sirecovi), que permite alertar de situaciones de este tipo. Según el director del observatorio, Iñaki Rivera, se activó este sistema tras la reiterada oposición de la Direcció General de Serveis Penitenciais para poder visitar al recluso y por su grave deterioro a causa de la huelga de hambre.

El relator de la ONU no solo responsabiliza a España, en realidad a la Generalitat, del sufrimiento del preso, sino que también considera que se “ha violado su derecho a no ser sometido a tratos crueles, inhumanos o degradantes”. Además, exhorta a las autoridades españolas a investigar los hechos y “enjuiciar y sancionar a los responsables” .

AMOTINADO

La última condena de Antúnez no es leve: 18 años y ocho meses de prisión por el motín de Quatre Camins del 2004. Lleva unos 40 años de su vida entre rejas. A los 17 años ingresó por primera vez en la Modelo y en 1978 formó parte de la Copel (Coordinadora de Presos en Lucha). Ese mismo año se fugó de la Modelo, junto con otros 44 reclusos, por un túnel .“Mis delitos han sido atracos a bancos, pero también robos de coches y ser poseedor de armas de fuego. Por lo demás, poca cosa que destacar”, ha reconocido.

En el 2015, a Antúnez no se le concedieron permisos porque, a pesar de haber cumplido una cuarta parte de la condena, estaba pendiente de hacer un tratamiento sobre alcoholismo y conductas violentas. El preso se comprometió en el 2014 a hacerlo, pero no se le incluyó en el programa. Ahora ya lo está haciendo. También le denegaron un permiso por “su peligrosidad” en base al motín de Quatre Camins de hacía ya más de 10 años.

0 Comentarios
cargando