LOS PROCESOS JUDICIALES

La prescripción de los delitos amenaza a la mayoría de las denuncias contra los exprofesores

Las víctimas tienen la posibilidad de recurrir a la vía civil y demandar al colegio

Benítez, a su llegada al Institut de Medicina Legal de Catalunya, este lunes.

Benítez, a su llegada al Institut de Medicina Legal de Catalunya, este lunes. / JOAN CORTADELLAS

2
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

VÍCTIMAS DE ABUSOS CADUCADOS

El juez que investiga al pederasta confeso Joaquim Benítez debe decidir si acepta la petición de cinco víctimas de declarar, aunque los hechos se remonten a hace años y el delito pueda estar prescrito. Su abogado, Iban Fernández, argumenta que el Estatuto de la Víctima establece que durante las investigaciones penales se debe tomar declaración al afectado “sin dilaciones”, una vez haya presentado la denuncia. El magistrado ha tomado declaración, por ahora, a dos exalumnos del que fue profesor de gimnasia del colegio Maristas Sants-Les Corts. Los casos de los otros 14 denunciantes pueden estar prescritos.

EL SUBDIRECTOR APARTADO

La prescripción también puede provocar que otro juzgado de Barcelona rechace tramitar las dos denuncias presentadas contra el hasta hace pocos días subdirector del colegio Maristas Sants-Les Corts, F. M., que fue apartado de sus funciones el 11 de febrero tras conocerse su supuesta implicación en casos de abusos. La Fiscalía de Barcelona ha presentado un informe ante la jueza que lleva el caso en el que indica que, a su entender, los hechos han prescrito y, por lo tanto, no pueden ser perseguidos penalmente. Si se archiva el asunto, la incógnita es si los Maristas permitirán que el docente siga en contacto con los menores.

DEBATE SOBRE LA PRESCRIPCIÓN

Noticias relacionadas

La legislación vigente establece, según los juristas consultados por este diario, que los abusos sexuales (tocamientos o masturbación) a menores prescriben entre 5 y 10 años después de la mayoría de edad de la víctima y dependiendo de la fecha en que ocurrieron los hechos. Las agresiones sexuales (penetración o felación) prescriben entre los 10 y 15 años a partir de que la víctima cumple los 18 años. Las víctimas consideran que estos delitos sexuales no deberían prescribir y reclaman que se cambie la ley. Sin embargo, los juristas sostienen que los plazos de prescripción son los correctos. Solo alguno está a favor de ampliarlos.

DEMANDA CIVIL CONTRA EL COLEGIO

¿Qué se puede hacer si los delitos han prescritos? Los juristas consultados opinan que la única posibilidad que tienen las víctimas para que se les repare el daño causado es presentar una demanda por la vía civil contra el colegio. El Código Civil establece que las personas o entidades que sean titulares de un centro docente no superior responderán por los daños y perjuicios que causen a sus alumnos menores durante los periodos en que los mismos se hallen bajo control o vigilancia del profesorado del centro, desarrollando actividades escolares o extraescolares y complementarias. Exalumnos de los Maristas se están planteando esta vía.