30 oct 2020

Ir a contenido

PROCESO JUDICIAL

Las víctimas de Benítez no quieren a los Maristas como acusación

El abogado de seis exalumnos reclama que la fundación de la orden religosa sea responsable civil

J. G. Albalat Guillem Sànchez

Seis víctimas de  Joaquim Benítez, exprofesor de gimnasia en el colegio de los Maristas de Sants- Les Corts, rechazan que Fundación Champagnat, en representación de la orden religiosa y como titular de la escuela, ejerza la acusación particular contra el pederasta confeso. El abogado Iban Fernández ha presentado un escrito en el juzgado en el que se opone a la petición de la entidad y solicita, en cambio, que se la considere responsable civil para hacer frente a posibles indemnizaciones.

El abogado destaca que la condición de acusación particular viene referida al interés individual que ostentan “quienes han sido directamente perjudicados por los efectos y consecuencias lesivas” de los delitos y, por lo tanto, el principal interés para ejercer esa acción reside en la víctima. Y es que el perjudicado, a través de esta vía, puede lograr el “restablecimiento del daño" causado, "ya sea de naturaleza patrimonial o moral”.

EL CASO BÁRCENAS Y EL PP

Para sostener esta tesis, Iban Fernández menciona el auto de la Audiencia Nacional en que se rechazó la petición del PP para ejercer la acusación particular contra el que había sido su tesorero, Luis Bárcenas.

El abogado alega también que los delitos que se investigan “tutelan la libertad sexual como parcela básica del individuo" y esta "consideración de carácter personalísimo" excluye que cualquiera pueda personarse en la causa. 

Las víctimas solicitan que dicha fundación sea considerada responsable civil porque los abusos se cometieron en el colegio de los Maristas de Sants-Les Corts y, además, existía una relación de “dependencia laboral” entre el centro docente y el pederasta confeso.