Ir a contenido

Puigdemont y Junqueras dan largas a los inversores de BCN World

Hard Rock Cafe reclama una respuesta sobre la viabilidad del complejo de casinos y hoteles

Afirma que sería perjudicial para la promoción que se retire el nombre de 'Barcelona'

Carmen Jané

Entrevista a Hamish Dodds presidente del Hard Rock Café / DANNY CAMINAL

La multinacional Hard Rock Café reclama a la Generalitat una respuesta rápida a su proyecto de liderar la inversión para construir el complejo de casinos, hoteles y tiendas BCN World, próximo a Port Aventura, antes de decidir si se lleva su proyecto y su inversión a otro lado. Los dos principales ejecutivos de la compañía, el consejero delegado Hamish Dodds y el vicepresidente Nelson Parker, se reunieron este miércoles durante 45 minutos con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el vicepresidente económico, Oriol Junqueras, para exponerles sus intenciones y pedir una decisión sobre un proyecto que está en la cuerda floja por el pacto de Junts pel Sí y la CUP.

Puigdemont anunció antes de la reunión su intención de someter la iniciativa del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) de Vila-seca i Salou a una consulta en el territorio afectado. Ayer, según Dodds, el 'president' se comprometió a resolver la cuestión “en breve” y Junqueras, que siempre se ha mostrado contrario al proyecto, fue “muy pragmático”, siempre según el ejecutivo británico.

“No queremos ponerles contra las cuerdas, pero queremos una respuesta porque llevamos casi cuatro años con esto y somos una empresa. Creo que la gente de Tarragona entiende que es una buena inversión para ellos y para toda Catalunya en términos estratégicos de turismo, inversiones y empleo. Nosotros y nuestros socios queremos continuar con este proyecto, pero si no quieren, nos lo llevaremos a otra parte”, declaró Dodds a EL PERIÓDICO tras la reunión. 

Barcelona, en juego

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona reclamó el pasado diciembre a BCN World que retirara el nombre de la ciudad del complejo de casinos y hoteles proyectado en Vila-seca y Salou, a más de 100 kilómetros de la ciudad. Fue ERC quien reclamó con más intensidad que "no se ligue la ciudad un proyecto vinculado al juego y las apuestas”. Según los directivos de Hard Rock Cafe, si el proyecto, al que la Generalitat se refiere como Centre Recreatiu i Turístic (CRT) de Vila-seca i Salou, pierde el nombre de Barcelona “perderá fuerza desde el punto de vista de marca”. “El proyecto es mucho más fuerte e interesante para todos si incluye el nombre de Barcelona, aunque si nos piden que lo excluyamos, lo haremos”, afirma Dodds. “Queremos ser buenos ciudadanos”, añade sonriendo.

 

Sobre otras opciones territoriales, afirma que su compañía maneja otras cuatro o cinco posibles opciones de inversión en Europa, además de la catalana. 

Dodds volvió a expresar su intención de disponer de un hotel en Barcelona, preferentemente céntrico, y paseando por la ciudad mostró su interés por el edificio del Banco de España de la plaza de Catalunya. “Sería perfecto”, exclamó ante la mole de piedra.

Sobre una posible consulta en el territorio afectado, el directivo de Hard Rock dejó el asunto en manos del Govern, pero aseguró que, según su impresión, los alcaldes de la zona ven bien su proyecto de “turismo familiar”. Este mismo miércoles, el alcalde de Salou, el convergente Pere Granados, ha mostrado su enfado sobre la posibilidad sugerida por Puigdemont de adoptar “un modelo asambleario para decidir las inversiones al estilo de la CUP" y ha reclamado una respuesta rápida al Govern.

DOS CASINOS Y MÚLTIPLES HOTELES

El proyecto inicial de Hard Rock Cafe comprendía dos hoteles, un casino y varias zonas lúdicas con tiendas, piscinas, spa y animación, pero la concrección con sus socios, tanto la multinacional china del juego Melco como Port Aventura, según Dodds, ha llevado ya a hablar de “dos casinos, múltiples hoteles, zona de convenciones, y otras zonas de entretenimiento como restaurantes, zonas de tiendas, actuaciones musicales, cines… Una auténtica experiencia de entretenimiento para toda la familia”, insistió. Según Parker, su proyecto supondrá una inversión global de 3.000 millones de euros entre cuatro y seis años, que generarían, siempre según su versión, 10.000 puestos de trabajo una vez que estuviera completamente en marcha.

La participación del grupo chino Melco, con el que Hard Rock Cafe comparte una importante inversión en Macao llamada La ciudad de los sueños, podría hacer también que el complejo de Salou-Vila-seca se oriente a atraer también a este público chino, nuevos clientes preferentes de los operadores turísticos.

Dodds, escocés de nacimiento, sobre el proyecto independentista del Gobierno catalán, tan solo reclama “estabilidad política, legal y económica” para la inversión. “Si los catalanes quieren ser independientes, que lo sean. Y si no, también. Es asunto suyo, pero si esto genera incerteza, entonces sí que es un problema para nosotros”, dice.

0 Comentarios
cargando