El aceite ecológico elegido por Albert Adrià

Toni Morelló muestra la etiqueta de su aceite con el sello Reserva de la Biosfera.

Toni Morelló muestra la etiqueta de su aceite con el sello Reserva de la Biosfera. / JOAN REVILLAS

1
Se lee en minutos

Tras cuatro años con su finca en conversión, Toni Morelló ha conseguido este 2015 la certificación ecológica para el aceite que produce en el Mas de l’Estanc, en Bot (Terra Alta). En ese terreno familiar de 14 hectáreas antiguamente convivían almendros, viña y olivos, los tres cultivos más tradicionales de la zona. Morelló decidió transformar ese legado agrícola, con una diversificación de cultivos habitual para sus antecesores, en el vergel superintensivo de olivos que es hoy. Tomó el camino hace 10 años, siguiendo una senda de especialización por la que han transitado muchos payeses, en buena parte viticultores, en esa comarca tradicionalmente agrícola. Optó por centrarse en producir un aceite tan natural y excelso como permitiera la tierra y supiera como elaborador. “Quizá al principio me tomé esa apuesta como un pasatiempo pero hoy le veo cada vez más posibilidades”, apunta Morelló. El hecho de que Albert Adrià haya escogido su aceite ecológico, que elabora únicamente con la variedad arbequina, para etiquetar 1.995 latas numeradas y sacarlas al mercado como uno de sus productos gourmet, ha significado para este elaborador familiar “un reconocimiento a la calidad”, señala. Y ahora, con el distintivo de Reserva de la Biosfera recién conseguido, da un nuevo paso para reforzar la idea ambiental que desde el principio ha querido dotar a su marca, Toni Morelló. “Me planteé pedir el distintivo de la Reserva de la Biosfera y me interesé por lo que podía aportarme como productor. He concluido que básicamente, lo que otorga, es un valor añadido que, por ir muy ligado a las buenas prácticas, a la sostenibilidad y al medioambiente, se adecúa perfectamente a nuestra filosofía”. Además, valora el reconocimiento internacional que comporta, algo que puede dar un espaldarazo más a un producto, el aceite de oliva, que está en alza en el mercado extranjero. Toni ha encargado ya las etiquetas con el sello que incorporará a las botellas de aceite de este año, recién elaborado. “En cuanto las tenga, etiqueto y al mercado”, anuncia.