Ir a contenido

EN UN CENTRO PERTENECIENTE AL OPUS DEI

El Papa da por cerrado el caso de los presuntos abusos en Vizcaya

La familia del menor se ha mostrado sorprendida ya que no le consta ninguna investigación en el entorno de la víctima

El colegio reclama ahora que se "repare el daño" que se les ha causado "de manera injusta"

AITOR UBARRETXENA / SAN SEBASTIÁN

La dirección del colegio vizcaíno Gaztelueta, en el que se registraron unos presuntos abusos sexuales durante el curso 2008-2009, ha informado de que el papa Francisco ha dado por cerrado el caso al considerar que los hechos denunciados "no han sido probados". El centro, perteneciente al Opus Dei, ha mostrado su satisfacción a la vez que reclama que se "repare el daño" que se les ha causado "de manera injusta". La familia ha expresado su sorpresa por la resolución, ya que no les consta ninguna investigación en el entorno de la víctima. En todo caso, han recordado que el caso sigue abierto en la vía penal tras la querella presentada contra un antiguo profesor.

De esta forma concluye la investigación realizada por la Iglesia católica a comienzos de este año, poco después de que el Pontífice tuviera conocimiento de los presuntos abusos a través de una carta escrita por el propio joven. Su decisión de remitir el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe para dar comienzo a un juicio canónico fue acogida con esperanza por la familia, que sin embargo ahora expresa su "asombro" por el desenlace de las pesquisas realizadas.

La Congregación ha comunicado al Papa que los hechos denunciados "no han sido probados y, en consecuencia, se debe restablecer el buen nombre y la fama del acusado". En la notificación que el centro educativo ha recibido del Vaticano, se resalta que se ha llegado a esa conclusión "tras un minucioso análisis" y valorando "los numerosos documentos públicos y privados", así como testimonios, entrevistas y pruebas periciales.

La resolución de la Santa Sede confirma, según ha expresado el colegio, las conclusiones de las investigaciones del propio centro y las llevadas a cabo por la Inspección de Educación del Gobierno Vasco, Fiscalía de Menores y Fiscal Superior del País Vasco. En su comunicado, el centro vizcaíno concluye reiterando su "compromiso de continuar colaborando con las instituciones oficiales, así como la comprensión hacia todos".

De forma paralela, el colegio ha enviado una nueva carta a las familias, en la que el director, Imanol Goyarrola, pide que "se repare de alguna manera el daño hecho a nuestro colegio, que se ha visto expuesto y cuestionado de manera injusta".

ASOMBRO DE LA FAMILIA

La familia ha mostrado su "asombro" porque ni siquiera han sido informados del inicio de las investigaciones. Su abogada, Letizia de la Hoz, ha señalado que el caso prosigue por vía judicial ordinaria, ya que la presunta víctima, un joven que cuenta ahora con la mayoría de edad, interpuso en junio una querella criminal por abuso y agresión sexual y contra la integridad moral en un juzgado vizcaíno. El juez admitió a trámite la querella, y el proceso ha alcanzado ya la fase de instrucción.

En declaraciones a Radio Euskadi, la letrada ha puesto en duda que se haya iniciado la investigación "porque es la primera noticia que tenemos, pero si han investigado algo", ha añadido, "ha sido en el entorno del presunto agresor, no en el de la víctima", ya que no han contactado con el joven que sufrió los presuntos abusos sexuales.
 

0 Comentarios
cargando