Gente corriente

Armand Flaujat: «Tuve al famoso Pyros a 50 metros, y con niebla»

Pastor de trashumancia. De junio a octubre cuida ovejas en las cimas. Sus perros y su burra alertan de la presencia de osos.

Armand Flaujat: «Tuve al famoso Pyros a 50 metros, y con niebla»

CARME ESCALES

3
Se lee en minutos
Carme Escales
Carme Escales

Periodista

ver +

A 1.600 metros de altura, debajo de una trinchera de la guerra, Armand Flaujat (Puigcerdà, 1968) controla un vasto horizonte pirenaico. En el enclave de los Plans de Boldís, en el municipio de Lladorre, y dentro del Parc Natural del Alt Pirineu (Pallars Sobirà), Flaujat controla también mil ovejas. 160 de ellas son suyas, y el resto, de seis ganaderos del valle. Lo siguen a todas partes sus perros -mastines del Pirineo y montaña del Pirineo-. Los escoltan, a él y al rebaño, porque están en zona de tránsito de osos, que llegan sin avisar.

-¿Cómo vinieron sus ovejas hasta aquí?

-En camión desde la Cerdanya. He traído a 160, y otras 140 se quedaron en casa. Vivimos en el pueblo de Bor, municipio de Bellver de Cerdanya. El año que viene, si puedo, vendremos a pie, siguiendo los antiguos caminos ganaderos, algunos ya casi borrados.

-¿Por qué tiene ovejas y no otro ganado?

-La oveja es más manejable, y yo creo más en el ganado pequeño que en el grande. Una vaca puede costar mil euros y hasta pasados cinco años no la amortizas. En cambio, un cordero, por cien euros, al año ya cría, y hay mucha oveja de partos dobles.

-¿Qué diferencia a las ovejas que suben a la alta montaña en verano de las que no?

-Aquí, a 1.600 metros, comen mucho regaliz, y la hierba de la montaña cuanto más alta más dulce es y más grasa le da al animal para aguantar mejor el invierno. Además, el ganado aquí también tiene su misión: limpia el terreno de malas hierbas. Las ovejas viejas que mueren son alimento para las aves carroñeras. Todo forma parte del ciclo con el que se equilibra la naturaleza.

-¿El oso forma parte de este ciclo?

-El oso y el lobo. Es complicado de explicar y de entender. Desde que tengo fuerza en los brazos, mi padre me llevaba a cazar. Para mí, cazar, aunque no se entienda, supone un gran respeto a la naturaleza. El cazador, el predador, equilibra. El lobo llegó solo desde Italia. Osos quedaban muy pocos en esta zona, se perdían. El oso no coge animales sanos, sino ganado viejo o enfermo, porque le es más fácil alcanzarlo.

-No obstante, ¿entiende la desconfianza de algunos ganaderos del Pirineo?

-Sí, y debemos luchar contra el animal que pueda comer ganado. Lo hacemos con vallados eléctricos para guardar rebaños durante la tarde-noche y la madrugada, y con perros entrenados [Flaujat los cría y entrena, y es campeón de concursos de perros pastor]. El oso sabe que tiene poco trabajo aquí, solo algún rebeco o ciervo viejo.

-¿Poco trabajo, por qué?

-La dieta del oso es un 80% vegetariana y un 20% carnívora: come ratones, serpientes, hormigas y sus huevos, y alguna oveja muerta o enferma si da con ella. En los cinco años en los que se ha hecho el reagrupamiento de rebaños [establecido por la Generalitat para asegurar la protección del ganado con vigilantes expertos como Flaujat], el oso, aquí, ha matado a una oveja.

-¿Cuántas veces ha visto al oso?

-Unas diez. Una vez tuve al famoso Pyros a 50 metros, y con niebla. Luego medí sus huellas: 17,5 centímetros de ancho la mano, equivalente a un 43 de pie, y levantado debía medir 1,90 metros. Hace tres años vino Pelut, descendiente de Pyros. Y también he visto a una hembra con dos crías. Los perros siempre acaban asustándolos. Los perros y mi burra Rogelia avisan si se acercan los osos.

-¿Por qué habla a sus perros en diferentes lenguas?

-Así puedo llevar a cuatro a concurso. A cada uno le doy sus órdenes en una lengua diferente: occitano, catalán, francés y vasco. Si no, daría una orden y lo harían todos.

Noticias relacionadas

-¿Cómo cuenta las ovejas?

-Las hago pasar por un paso estrecho y uso el contador de las azafatas de avión.