Ir a contenido

Música para ayudar a curar la herida nepalí

Proyectos de emergencia tras el terremoto en Nepal se financiarán con las ventas de un disco grabado para ello, que incluye voces de jóvenes de allí

Carme
ESCALES

Smarika Lamsal tiene 23 años y estudia Administración en la Universidad de Katmandú. Lo hace gracias a la Fundación Vistare, una oenegé que trabaja para que jóvenes sin recursos puedan seguir su formación académica. El 25 de abril, el día en que el devastador terremoto en Nepal se llevó por delante la vida de más de 8.500 personas, Lamsal arreglaba la ropa de su armario, en la residencia de la Fundación en la que convive con otras jóvenes estudiantes. «Sonó el teléfono y bajé a ver quién era. Y en el momento en que estuve en la planta de abajo, ventanas y puertas hicieron un ruido increíble y un fuerte temblor me hizo caer. Afortunadamente estaba junto a la puerta y salí. Pero una vez fuera, mis compañeras gritaban asustadas en el interior y yo entré a buscarlas. Fuera nos abrazamos fuerte y rezamos», relata Lamsal. A partir de ese día, a ella y a sus compañeras les esperaba un mes de vida entero en el jardín de la casa, por precaución. Allí, sin clases y sin apenas comida, sus vidas convivivían con el dolor por todas las pérdidas del país.

A muchos kilómetros de allí, en un estudio de grabación de Barcelona, aquel mismo sábado 25 de abril, la voz de María Martínez,  la guitarra de Robin Gill y el violín de Berna Jones sonaban para crear un disco cuyas ventas iban a ir destinadas a la Fundación Vistare. Pepe Oriola, un abogado barcelonés que se convirtió al budismo fascinado por lo que esta religión y sus practicantes le permitieron descubrir de él mismo, había propuesto la idea del disco solidario con la Fundación Vistare, tras realizar un taller de mantras en la Casa del Tibet en Barcelona. Pero el 25 de abril, la tierra pidió auxilio y la música respondió. «Decidimos crear la Asociación de Ayuda Terremoto Nepal y destinar el dinero de la ventas del disco a las imperiosas necesidades de ayuda para reconstruir el país», explica Oriola.

«Las diez canciones del disco Help Nepal - Free and Easy se han grabado desde una emoción increíble por tantísimas víctimas y está lleno de amor, compasión, tristeza y energía», expresó la voz principal del trabajo musical, María Martínez, el día de la presentación -el 1 de julio- en la Casa del Tibet de Barcelona (Rosselló, 181), con la presencia del lama Thubten Wangchen, y amenizada por el Màgic Andreu. Ninguno de sus trucos podrá devolver al país asiático las vidas que perdió, pero desde su oenegé, Sonrisas sin Fronteras, ya colabora con los supervivientes como Smarika Lamsal y Rosy Karki que viajaron a Barcelona para participar en la promoción del disco en el que están sus voces de coro. El próximo viernes, 17 de julio, podrán escucharse algunas canciones en directo en la velada que tendrá lugar  en Casa del Tibet, a las 20 horas. Y el 24 de julio, el grupo actuará en el Centro Cívico La Sedeta. Sant Cugat y Vic son otras de las poblaciones en las que actuarán y donde el testimonio de las dos jóvenes dará voz a un país que clama ahora ayuda.

Reconstruir o construir nuevos hospitales, escuelas y viviendas forma parte del trabajo a hacer. La música del disco Help Nepal - Free & Easy suena para que una parte pueda realizarse. «Este disco es una esperanza para nuestro país», expresó Lamsal al finalizar la presentación del álbum. Ni ella ni Karki habían visto el mar. Su visita a Barcelona les regaló esa experiencia. El recuerdo del agua, «fría y muy salada» -decían tras su primer baño en el mar-, viajará con ellas junto al reconfortante apoyo de la grabación musical, en la que también ha participado su compatriota Sönam Thubten, que perdió a una hermana en el seísmo.

Urgencias como la que del pueblo de Larpark, cerca del epicentro del terremoto, donde se apuntalan edificios que no llegaron a caer, recibirán el apoyo económico de los mantras de este disco, que también podrán contribuir a conseguir agua potable y cobijo para supervivientes del terremoto. "No dejen de visitar Nepal", concluyó la participante en el disco, Rosy Karki.

0 Comentarios
cargando