DANIEL Y FERNANDO. CICLISTAS PARA TURISTAS

"Recorremos 40 km al día y bebemos cuatro litros de agua"

"Recorremos 40 km al día y bebemos cuatro litros de agua"

FERRAN SENDRA

1
Se lee en minutos
CARLOS MÁRQUEZ DANIEL / BARCELONA

Daniel Towel, británico de 33 años. Fernando Arfuso, argentino de 24. Trabajan como chóferes ciclistas de turistas que desean conocer la ciudad de una manera más tranquila. En Barcelona hay unas 40 máquinas de estas, y solo dos de ellas las pilotan catalanes. "Los de aquí que lo han probado han acabado marchándose a otros trabajos quizás no tan duros", señala Fernando. Trabajan nueve horas al día y completan cerca de 40 kilómetros, una cifra que aumenta el fin de semana. Pedalean desde la parte posterior del vehículo. Los clientes se sientan sobre la doble rueda delantera, bajo una sombrilla que a ellos no les alcanza. Silencio respetuoso sobre el diseño, no fueran a meterse en un lío, pero sorprende que a nadie se le ocurriera que al conductor le habría venido bien que la cubierta se alargara un poco. Es la diferencia entre trabajar a 35 o a 45 grados.

Noticias relacionadas

En la parte trasera llevan una pequeña maleta en la que transportan el agua. "Bebemos unos cuatro litros al día, y en cuanto a la alimentación, cada uno se arregla a su manera. A mi me gustan las cosas ligeras, ensaladas...", explica el joven argentino. Cuenta Daniel que solo dejan de pedalear en enero y hasta mediados de febrero. Y que cada mes de agosto piensan que quizás "ya sería hora de dejarlo porque el calor es muy duro». Pero aquí están, porque en el fondo les gusta, a pesar de que, coinciden, "este calor, y sobre todo la humedad, está siendo insoportable".

En cada paseo por las calles de la ciudad transportan cerca de 300 kilos. Solo la bicicleta ya pesa 80, el resto lo añaden los dos o tres turistas. "Ayer fui dos veces a la Sagrada Família, en subida, y fue duro, pero lo más habitual es que te pidan paseos por el centro, plaza de Catalunya, paseo de Gràcia...".

Temas

Calor