EN CATALUNYA

Casi 60.000 dependientes moderados entran en el sistema

Se priorizarán los expedientes más antiguos y las personas en riesgo de exclusión social

Una anciana y su cuidadora andan  por una calle de Barcelona.

Una anciana y su cuidadora andan  por una calle de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

1
Se lee en minutos

Un total de 58.864 personas con un nivel de dependencia moderado --de grado uno-- se incorporarán progresivamente desde el miércoles al sistema de protección que garantiza la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia (Lapad).

El departamento destinará inicialmente 18 millones de euros para que estos pacientes opten a centros diurnos para mayores y personas discapacitadas, atención domiciliariaayudas económicas para cuidadores no profesionales y viviendas para personas con enfermedades mentales y personas con discapacidad.

Se trata de personas que ya están diagnosticadas por los Equipos de Valoración de la Dependencia, y se priorizarán los expedientes más antiguos y las personas en riesgo de exclusión social.

En declaraciones a las medios este martes, la secretaria de Inclusión Social y Promoción de la Autonomía Personal de la Conselleria de Bienestar Social y Familia, Carmela Fortuny, ha indicado que "estaba previsto que en el 2011 la totalidad de las personas dependientes entraran en la Ley de la dependencia pero el Gobierno español aplazó la entrada del grado uno hasta el 2015".

Según los datos del Ejecutivo catalán, el año pasado asumió el 82,52% del gasto en dependencia, mientras que el Estado se hizo cargo del 17,48%, "aunque, según está establecido, la Generalitat y el Estado deben finanzarlo a partes iguales", ha precisado Fortuny.

Concretamente, el Estado proporciona 44,33 euros por persona y mes a las personas beneficiarias del grado uno, cantidad que, según Fortuny, es "claramente insuficiente si se tiene en cuenta que, por ejemplo, un servicio de prestación diurna supone casi 300 euros por persona y mes".

Noticias relacionadas

Según Fortuny, "sería muy atrevido concretar exactamente cuándo estarán en el sistema todos los beneficiarios porque se desconoce la situación real de todas estas personas", pero lo que sí ha asegurado es que a partir del próximo miércoles se irán incorporando progresivamente al sistema.

La Generalitat ha destacado que aunque la legislación estatal no prevé que se puedan simultanear diferentes prestaciones para estos dependientes, el Govern lo hará "y asumirá el coste integro de esta compatibilidad".