Casi el 97% de aprobados en la selectividad más chupada

El nivel de dificultad del examen es el mismo hace tiempo, señalan los expertos

La prueba logra este año el récord de nota media más alta y de alumnos con más de 9

Se lee en minutos

MARÍA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Solo ha faltado que alguien sacara un 10 -como ocurrió el año pasado por primera vez en la historia de estas pruebas- para que la selectividad del 2015 se convirtiera en una selectividad de récord. Récord en el número de aprobados (el 96,97%), récord de estudiantes con puntuaciones superiores a 9 (más de 540, frente a los 323 del 2014) y récord, finalmente, de nota media, con un 6,69, casi tres décimas más que el promedio del curso pasado. Las pruebas de acceso a la universidad, que este año han aprobado más de 25.700 estudiantes en Catalunya, han sido, sentencian alumnos y profesores, las más fáciles de los últimos años.

«Quizá estamos también ante una promoción excepcional», bromeaba ayer Raimon Sucarrats, director del colegio concertado Sant Miquel de Barcelona, que ha tenido el honor de contar entre su alumnado con la mejor nota de selectividad de este año: el 9,85 del joven Pablo Peláez. En el mismo centro, otros dos estudiantes han sacado una puntuación media superior a 9.

«La nota media de la prueba de Lengua Catalana, que históricamente registra peores calificaciones que la de Lengua Castellana, ha sido de un 6,46, cuando en el 2014 fue de 6,23, y el 6,56 de Castellano ha sido, a su vez, superior al 6,53 del año pasado», indica Jordi Casabella, analista del sistema educativo y director ejecutivo de Unportal.cat. «También ha habido una mejora importante en Inglés, que ha pasado del 6,29 del 2014 al 7,26», subraya.

El incremento más espectacular se ha registrado, sin embargo, en Matemáticas, tradicionalmente consideradas el coco de la selectividad en Catalunya. Este año la nota media se ha situado en un 6,30, cuando el pasado no llegó al 5 y fue de un 5,26 en el 2013 y de 5,50 en el 2012.

Te puede interesar

ENTRENAMIENTO / ¿En qué medida influye el adiestramiento que reciben los alumnos durante el curso? «Es cierto que una parte del segundo de bachillerato se dedica a preparar la selectividad y que los alumnos practican con ejercicios de exámenes anteriores, pero eso no significa que de ese modo no estén también aprendiendo», objeta el director del colegio Sant Miquel.

«Hace ya unos años, además, que no se revisan las pruebas, que su grado de dificultad es el mismo, aunque vaya variando el contenido de las preguntas», agrega por su parte Casabella. Este estancamiento explicaría, en opinión del experto, el que cada año haya una mejora respecto del anterior.