Ir a contenido

Grupos de mujeres lanzan una campaña contra los vientres de alquiler

Reclaman que en España no se legalice esta práctica, que es admitida en otros países

Un nutrido grupo de filósofas, constitucionalistas, académicas y destacadas personalidades del movimiento feminista han puesto en marcha este lunes una campaña contra la gestación subrogada que con la etiqueta #NoSomosVasijas quiere abrir un debate desde la perspectiva de los derechos humanos sobre esta práctica ilegal en España pero no en países como Estados Unidos o Grecia.

La protesta parte de un manifiesto suscrito entre otras por Amelia Valcárcel, Victoria Camps, Maria Luisa Balaguer, Mar Esquembre, Julia Sevilla, Alicia Miyares, Teresa López de la Vieja, Ana de Miguel, Alicia Puleo, Luisa Posada, Soledad Murillo y Rosa Cobo, entre otras personalidades de la filosofía moral, la filosofía del Derecho, el constitucionalismo, la sociología, la cultura y el arte.

La filosofa Alicia Miyares, una de las portavoces de la campaña, explica que el objetivo es "frenar cualquier tipo de iniciativa para regularizar los vientres de alquiler" y conseguir "erradicar esta práctica". Para ello, se suman a la campaña internacional 'Stop subrogación Now' que aspira a crear una Convención mundial que la prohíba.

"Para que los partidos políticos y los gobiernos, nacional y autonómicos, estén alerta y no se dejen engañar por campañas mediáticas, a todas luces parciales, deben tener presente que el deseo de paternidad/maternidad nunca puede sustituir o violar los derechos que asisten a las mujeres y los menores", dice el manifiesto.

Además, Miyares ha lanzado un llamamiento a los medios de comunicación, para que informen sobre "las consecuencias físicas, éticas y políticas que tienen estas prácticas" y "no se dejen engañar por campañas a todas luces parciales". Pide que "informen del asunto en toda su amplitud y no den una visión sesgada que predisponga a favor de la regulación de la práctica de los vientres de alquiler".

"Consumo patriarcal"

Las firmantes defienden que la gestación subrogada es una práctica "éticamente injustificable" e inciden en que "las mujeres no se pueden alquilar o comprar de manera total o parcial", como promueve el "consumo patriarcal" que está a su juicio detrás de esta práctica bajo una "pretendida relación colaborativa" entre la madre que gesta al niño y los padres que le pagan por ello.

"La maternidad por sustitución niega a las mujeres gestantes el derecho a decidir durante el proceso de embarazo y en la posterior toma de decisiones relativas a la crianza, cuidado y educación del menor o la menor", exponen las académicas. En este sentido, argumentan que "elegir es preferir entre una serie de opciones vitales" y esa elección va a acompañada de "la capacidad de alterar, modificar o variar el objeto de nuestras preferencias". En el caso de la maternidad subrogada, afirman, "no sólo impide a las mujeres la capacidad de elección, sino que además contempla medidas punitivas si se alteran las condiciones".

Asimismo, inciden en que "alquilar el vientre de una mujer no se puede catalogar como 'técnica de reproducción humana asistida'" porque "las mujeres no son máquinas reproductoras que fabrican hijos en interés de los criadores" y convertirlas en eso, es "un evidente ejemplo de violencia obstétrica extrema". También se refieren al "altruismo y generosidad" de mujeres que se ofrecen voluntarias para gestar el hijo de otro. Esto, afirman, "no evita la mercantilización, el tráfico y las granjas de mujeres comprándose embarazos a la carta". "Lo cierto es que la supuesta 'generosidad', 'altruismo' y 'consentimiento' de unas pocas solo sirve de parapeto argumentativo para esconder el tráfico de úteros y la compra de bebés estandarizados según precio", aseguran.

Grupos feministas

A la campaña se han unido entre otras organizaciones, la Red Feminista de Derecho Constitucional, Escola D'Pensament Feminista 25 D'Abril, Plataforma de Mujeres por la Abolición de la Prostitución, Unión de Asociación Familiares, Mujeres Juristas Themis y el Forum Estatal de Política Feminista. También figuran las entidades Asistencia a Mujeres Violadas, Fundación Mujeres, Dones en Xarxa, Federacion de Mujeres Progresistas, Mujeres para la Salud, Asociación Malvaluna de Extremadura, Federacion de Mujeres Separadas y Divorciadas, Enclave Feminista, la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres, junto a otras como "Nosotras Decidimos".

La campaña, que aspira a unir sus fuerzas a las de diferentes Lobbys Europeos de Mujeres y el Movimiento Francés contra la subrogación de la gestación, tendrá sede digital en la web www.nosomosvasijas.eu, donde recoge adhesiones al manifiesto, y en el perfil de twitter @nosomosvasijas.