Ir a contenido

ESTUDIO EN EEUU

Las mejores y peores fuentes para hacer un currículo

La clásica y extendida Times New Roman equivale a presentarse en chándal a una entrevista de trabajo

LAURA ESTIRADO / BARCELONA

¿Se había planteado alguna vez presentarse a una entrevista de trabajo despeinado y en chándal? Pues poco más o menos es lo que estará usted haciendo si se le ocurre escribir su currículum con la archiextendida fuente Times New Roman; todo un clásico y una letra a evitar. Eso es, al menos, lo que concluyen los expertos en tipografía consultados por 'Bloomberg Business', que han emitido un informe sobre los tipos de fuentes que más puntúan a la hora de presentar nuestros datos personales y profesionales.

Según estos técnicos, por más elegante que pueda parecer la caligrafía encargada por el diario británico 'The Times' en 1931, resulta para el empresario de lo más mundana y poco audaz, calificativos que a nadie le gusta que le endosen.

Usar una Times New Roman en un currículo es como "ponerse un chándal para acudir a una entrevista de trabajo", explica Brian Hoff, director creativo de Brian Hoff Design

PARA SALIR CORRIENDO

En el mismo saco mete el experto a otras grafías, como las alegres Courier y la Comic Sans. Esta última, además, ni siquiera debería considerarse, "a menos que lo que usted esté solicitando es entrar en la universidad de los payasos", dice Hoff.

PROFESIONAL, ALEGRE Y HONESTA

Entre los caballos ganadores, gana por goleada la Helvética. "Sin complicaciones, no se inclina hacia ningún lado. Da la sensación de profesional, segura, alegre, honesta (...), tal vez por eso se la ve más empresarial", valora el mismo experto.

Otras letras sin los "pies" de la Times New Roman también son recomendables, aunque los que saben de esto aconsejan que nos se escojan imitaciones "baratas". Matt Luckhurst, director creativo de Collins, una consultora de San Francisco, explica que "solo hay una Helvetica", si bien no todo el mundo sabe distinguir si es la auténtica o una de pega.

Entre las mejores también está la Proxima Nova, "la prima de la Helvética", según Hoff. De rasgos más suaves que su pariente, también es "un buen traje" para ir a una entrevista.

También es recomendable la Garamond, porque transmite experiencia, distinción y elegancia, dicen los expertos.