24 nov 2020

Ir a contenido

LIBROS Y 4 PATAS

Lectura acompañada con perros facilita a los niños a motivarse y concentrarse

El animal actúa como un oyente que "ni presiona, ni juzga ni se impacienta, lo que hace que los niños no se sienta frustrados ni juzgados"

EFE

El taller Libros y 4 patas, organizado este jueves con motivo de la Diada de Sant Jordi, ha expuesto cómo la lectura con perros funciona como terapia para fomentar los beneficios del vínculo humano-animal y puede ayudar a un niño a motivarse y concentrarse en la lectura.

Según el coordinador del programa 'Ànimalnen' del Hospital Sant Joan de Déu, Francisco Lozano, "los perros de terapia generan emociones positivas de amor y tranquilidad, estimulando la motivación de los niños, lo que acelera su rehabilitación" en el caso de niños con alguna enfermedad.

SON BUENOS OYENTES

Los coordinadores de este taller han asegurado que "puede ser una gran ayuda para solucionar problemas específicos con la lectura, ya que el vínculo emocional que se establece entre el niño/a y el perro facilita el proceso y aprendizaje en la lectura". Han explicado también que el perro de terapia actúa como un oyente que "ni presiona, ni juzga ni se impacienta, lo que hace que los niños no se sienta frustrados ni juzgados, favoreciendo de esta manera el hábito de la lectura".

Según Francisco Lozano, "a menudo encontramos en las aulas alumnos que tienen problemas específicos que afectan a la capacidad de leer de una manera fluida o comprensiva". "Conseguir las competencias básicas en la lectura y escritura es básico para el aprendizaje, por eso planteamos el recurso innovador de la terapia asistida con canes", ha recalcado el coordinador.

Según los responsables del programa con canes, este trabajo permite mejorar y optimizar las actividades de enseñanza y aprendizaje de la lectura, consiguiendo promover el hábito de la lectura, mejorar la lectura mecánica y comprensiva de los alumnos, trabajar posibles dificultades lectoras y disminuir la angustia ante la actividad de leer.

De esta manera, el programa de lectura tiene por objetivo vincular de forma "gratificante como un hábito saludable y divertido para la persona". No obstante, cabe destacar, que las actividades asistidas con perros "no se ofrecen como una herramienta lúdica o de distracción, sino como una herramienta curricular más integrada dentro de la escolarización de los alumnos", han explicado los coordinadores.

El taller ha contado con la participación de tres perros de terapia que han acompañado a los niños en sesiones de lectura de 10 minutos en las que los canes crean un espacio lúdico donde los pequeños se relajan y perciben la actividad de leer un libro como algo divertido.