Altos cargos de la sanidad catalana reciben aumentos de hasta el 20%

El personal sanitario a cargo de esos directivos sufre una merma salarial acumulada de casi otro 20%

Salut alega que las ganancias aún pueden variar en función del resultado del 2014 en cada centro

Acceso a urgencias del Hospital Parc Paulí, de Sabadell.

Acceso a urgencias del Hospital Parc Paulí, de Sabadell. / ACN /MARÍA BELMEZ

Se lee en minutos

ÀNGELS GALLARDO
BARCELONA

Los altos cargos adscritos a los centros sanitarios públicos de Catalunya -gerentes o directores ejecutivos de los hospitales- han podido mantener, con ligeras reducciones, sus salarios entre el 2009 y el 2014, periodo en que el personal médico y de enfermería de dicha red asistencial -afectado por los recortes decididos por la Generalitat y sujeto a sus convenios colectivos- ha perdido hasta el 20% del sueldo, incluidas las tres últimas pagas extraordinarias. Y siete de esos altos responsables aún incrementarán sus ingresos en el 2014, en relación al 2013, en unos porcentajes que oscilan entre el 2,3% y el 19,3%. Este último es el caso del director del Servei d'Emergències Mèdiques (SEM), Francesc Bonet.

Las retribuciones de nueve de estos directivos, de las que ayer informaba el diario Ara, incumplirá la ley de presupuestos de la Generalitat, que establece que un alto cargo no podrá cobrar más que el conseller del departamento respectivo. Esos nueve empleados perciben cantidades más elevadas que los 103.737 euros brutos que desde el 2012 cobra el conseller de Salut, Boi Ruiz.

La remuneración que perciben los altos cargos del sector público dependiente de la Generalitat es difundida en el portal de la transparencia incorporado a la web del Govern, una información de acceso público que es supervisada por el Parlament.

PRESUPUESTOS REDUCIDOS / Prácticamente todos los directivos beneficiados por el previsto aumento salarial dirigen entidades concertadas con el Servei Català de la Salut (CatSalut), centros que, según han indicado en repetidas ocasiones, trabajan al límite de sus posibilidades, sin recursos para suplir al personal ausente por enfermedad o vacaciones y generando un notable aumento de las listas de espera quirúrgicas o diagnósticas. Desde el 2010, el CatSalut ha recortado los contratos con los que concierta su actividad a los hospitales públicos ajenos al Institut Català de la Salut (ICS) -este organismo ha sufrido sus propios recortes- y ha rebajado el precio con que financia esa asistencia.

Esa progresiva disminución, administrada por los gerentes y directivos antes citados se ha traducido invariablemente en rebajas salariales del personal sanitario.

La apreciable distancia que separa el sueldo de los directivos de los centros del de sus empleados cuenta con la comprensión del conseller de Economia, Andreu Mas-Colell, que entiende que esa elevada remuneración permite incorporar a los servicios públicos a profesionales cualificados que de otra forma ejercerían en el sector privado. Esta consideración enerva a buena parte del colectivo médico. «Si los profesionales de excelencia han de estar bien pagados, ¿eso significa que nuestros médicos, que tienen los peores salarios de la UE, son los más malos de Europa? -preguntaba ayer Xavier Lleonart, vicesecretario general del sindicato Metges de Catalunya-. La sanidad pública funciona gracias al esfuerzo de estos sanitarios con los sueldos recortados, y es una vergüenza que sus gerentes se aumenten el salario».

La Conselleria de Salut, artífice del portal de la transparencia en el ámbito sanitario, alegó ayer que los incrementos salariales publicados para el 2014 son «potenciales o estimativos», ya que no se podrán concretar hasta que finalice el 2014. «Los aumentos fijados para este año se incluyeron en el portal de la transparencia el pasado marzo y pueden variar en función de si un centro abona la paga extraordinaria de Navidad o no lo hace», indicó Xavier Rodríguez, director de Serveis en Salut.

Noticias relacionadas

«Es posible que algún directivo cobre más de lo que ahora se indica en el portal, o que otro cobre menos», insistió Rodríguez, en alusión a dos altos cargos que trabajan en organismos de la propia Conselleria de Salut, como son el director del CatSalut, Josep Maria Padrosa, cuyo salario no varía en relación al del 2012, o el de la Agència de Qualitat y Avaluació, Josep Maria Argimon, que aumenta un 7,7%. «Solo en enero del 2015 podremos concretar», dijo el director de Serveis.

Fuentes del Hospital de Sant Pau, cuyo gerente, según el portal de la transparencia, se beneficia con un 10% de incremento salarial, indicaron que el aumento obedece a que todo el personal, incluida la dirección, podrá cobrar la próxima paga de Navidad.