"MALA PRAXIS MÉDICA"

Multa de 110.000 a la aseguradora Asisa por tardar en detectar un cáncer

La paciente murió en el 2011 tras no ser correctamente diagnosticada de cáncer de pulmón

1
Se lee en minutos

EFE / ALICANTE

Un juzgado de Alicante ha impuesto a la aseguradora médica Asisa el pago de 110.000 euros a la familia de una mujer fallecida por un cáncer debido a que no se le realizaron las pruebas adecuadas en un primer momento y a que, aún meses después, la paciente fue objeto de un diagnóstico erróneo.

Según el fallo judicial, facilitado por el Defensor del Paciente, la mujer tenía 50 años y dos hijos menores cuando se presentó por primera vez ante su médico de cabecera, en el verano de 2009. Se le diagnosticó tos en paciente fumadora sin que le realizara la preceptiva radiografía RX, prueba a la que no fue sometida hasta el 11 de enero de 2010, solicitada por un neumólogo.

Noticias relacionadas

Sin embargo, este especialista cometió un error de diagnóstico y pese al empeoramiento no fue hasta noviembre de 2010, después de que perdiera el conocimiento en plena calle, cuando se le apreciaron lesiones metastásicas en el cerebro a causa de un cáncer de pulmón.

El fallo, ante el cabe recurso de apelación en 20 días, aprecia "mala praxis médica" ya que la mujer "no obtuvo la respuesta médica adecuada a la sintomatología y antecedentes personales", lo que desembocó en su muerte el 12 de noviembre de 2011. El juez rechaza la pretensión de la familia de que la mala praxis fuera causa segura de la muerte aunque sí ve acreditado que "al menos estadísticamente hablando y desde el punto de vista temporal y causal, un diagnóstico más temprano podría haber permitido un mayor tiempo de supervivencia de la paciente".