Ir a contenido

INFORME DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD

La tuberculosis multirresistente se expande

El 3,5% de los casos de la enfermedad en el mundo ya son de la variedad más peligrosa

EL PERIÓDICO
BARCELONA

Unas 480.000 personas desarrollaron el año pasado en el mundo tuberculosis multirresistente (MDRTB), una variedad de la enfermedad más grave y de tratamiento mucho más difícil cuyo origen se atribuye a un uso inadecuado de los medicamentos, a dosis erróneas o a suspensión de los tratamientos sin motivo, entre otras causas, según denunció ayer la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su evaluación anual sobre la enfermedad, presentada en su sede en Ginebra (Suiza), la organización explicó que el aumento de casos de esta variante ha sido espectacular en Rusia, Europa oriental y varios países de Asia central, territorios donde la tasa de éxito del tratamiento es «alarmantemente baja».

La OMS insistió también en que los progresos en la lucha contra la tuberculosis en el mundo han sido enormes en los últimos años, hasta el punto de que la tasa de mortalidad se ha reducido un 45% desde 1990, pero aún causa 1,5 millones de fallecimientos anuales, especialmente en los países en desarrollo, una cifra escandalosa si se tiene en cuenta que es una enfermedad curable si se trata convenientemente.

ENFERMOS FUERA DEL SISTEMA / En total, según datos de la OMS, unos nueve millones de personas desarrollaron tuberculosis el año pasado, 500.000 más que en el 2012, aunque la organización atribuye al aumento a una mejora en las técnicas de recolección de datos y transmisión de la información. A pesar de ello, solo seis millones fueron realmente diagnosticados, por lo que «tres millones de personas están fuera del sistema y por tanto no tienen acceso a tratamiento», afirmó Mario Raviglione, director del programa mundial sobre tuberculosis de la OMS.

Se estima que, desde el año 2000, 37 millones de vidas se han salvado gracias a un diagnóstico temprano y a un tratamiento efectivo. Sin embargo, la OMS lamenta que, anualmente, se sigan perdiendo vidas de una enfermedad curable por falta de diagnóstico. La tuberculosis sigue siendo la segunda enfermedad más mortal causada por un solo agente infeccioso, solo por detrás del VIH.

Uno de los principales problemas es la falta de financiación: según la OMS, se necesitan 8.000 millones de dólares (unos 6.300 millones de euros) para luchar globalmente contra la enfermedad, pero solo se obtienen 6.000 millones.

MÁS LARGA Y MÁS CARA / Con respecto a la tuberculosis MDR-TB, el año pasado la OMS declaró que era una crisis sanitaria y debía tratarse con urgencia, algo que «todavía persiste», puntualizó Raviglione. Los 480.000 enfermos diagnosticados en el 2013 ya representan el 3,5% del total de casos anuales. Esta versión de la enfermedad es mucho más difícil de sanar, mucho más larga -dos años en lugar de seis meses, de media- y mucho más cara.

«La caída de la Unión Soviética puso las condiciones idóneas para ello: el sistema de salud colapsó y la pobreza se expandió». «Pero además había un problema de base, y es que no se trataba a los pacientes con el estándar de cuatro medicamentos, sino solo con uno, con lo que se dejaban escapar bacilos mutantes resistentes a otras medicinas. Las personas comenzaron a infectar a otras y se creó la epidemia», explicó Raviglione. Desde el 2009 al 2013 se triplicó el número de casos detectados de tuberculosis multirresistente. Globalmente, solo el 48% de las personas que padecen MDR-TB se curan.

Aún más grave es la tuberculosis multirresistente extensa (XDR-TB), que se está expandiendo y ha sido diagnosticada en cien países. El estudio revela que solo el 22% de los pacientes de XDR-TB se curan.

Temas: Tuberculosis