25 may 2020

Ir a contenido

Así quiere ser BCN World

El diseño del promotor está pendiente del plan urbanístico que elabora la Generalitat

Veremonte prevé 3 complejos, cada uno con un casino, tiendas y 5 torres con hoteles

CRISTINA BUESA / BARCELONA

Cuatro imágenes de cómo quedaría BCN World si el plan urbanístico del Govern les permitiera esas dimensiones.

Cuatro imágenes de cómo quedaría BCN World si el plan urbanístico del Govern les permitiera esas dimensiones.

El promotor de BCN World tiene muy claro cómo quiere que sean sus complejos de casinoshotelestiendas de lujoteatros centros de convenciones de la Costa Daurada. Lleva casi dos años trabajando en el proyecto arquitectónico y el pasado fin de semana, aprovechando la celebración en Pekín de la primera carrera de coches eléctricos, la Formula-e, de la que es patrocinador principal, repartió entre nuevos inversores potenciales los detallados diseños de lo que quiere construir.

El documento, de una veintena de páginas, muestra varias fotografías en las que se concretan las dimensiones de tres de los complejos turísticos integrados (CTI), acompañados de dos espacios de entretenimiento aledaños. Cinco torres de hoteles de diferentes dimensiones -algunas de más de 30 pisos de altura- se levantan sobre un enorme pedestal en cada CTI.

Sujeto a lo que diga el PDU

La intención de la compañía promotora es que bajo esa plataforma estén todos los servicios comunes, como las salas para congresos, teatros, el casino o el párking, entre otros. La imagen, elaborada por el despacho catalán TAC Arquitectes en colaboración con otro equipo londinense, presenta igualmente un aspecto muy verde, ya que el objetivo es que haya una cubierta vegetal.

Sin embargo, el proyecto ideado por Veremonte admite en el mismo documento, a pie de página, que esta distribución de espacios y sobre todo de dimensiones, está sujeta a la aprobación del Plan Director Urbanístico (PDU), que en estos momentos está elaborando la Generalitat y que, tal como reveló en una reunión reciente del Centre Recreatiu i Turístic (CRT) de Vila-seca Salou, el Govern no tendrá los primeros trámites listos por lo menos hasta el mes de enero.

Ferrari Park, más cerca

El reparto de las 825 hectáreas del CRT donde se prevé construir, no obstante, se antoja bastante decidido por la firma, siempre y cuando Veremonte logre superar la segunda fase del concurso convocado por el Govern. La empresa que preside Enrique Bañuelos consiguió entrar en agosto con dos candidaturas en la primera fase, una junto a Melco Crown y otra con Hard Rock.

Los asiáticos de Melco, esta vez en solitario, y Casinos Grup Peralada son los otros dos candidatos a levantar sendos complejos más. Está por ver si en los próximos meses los cuatro preseleccionados se mantienen en la liza.

Otra de las revelaciones del diseño preliminar de BCN World es que el Ferrari Park se sitúe junto a los tres complejos. En un primer momento se ubicó en unos terrenos más próximos al parque de atracciones de Port Aventura, pero la distribución ahora revelada lo coloca en un espacio que en principio formaría parte de las hectáreas propiedad de la Fundació La Caixa sobre las que Veremonte tiene una opción de compra por 380 millones de euros.

Sin alargar plazos

La empresa pidió en julio a la entidad bancaria una prórroga de esa opción de compra, que vencía a principios de septiembre. Ahora la fecha límite es el 6 de diciembre. Fuentes de Veremonte han explicado que desembolsarán ese importe sin pedir más prórrogas (está por ver si se la concederían), a pesar de que el plan urbanístico aún no les haya aclarado qué podrán hacer exactamente en esos espacios y de que el importe es elevado.

Insisten las mismas fuentes en que la alternativa de incluir suelo residencial, es decir, hacer casas apartamentos (algo que ahora sí contempla la planificación), está descartada. Esta posibilidad también ha quedado fuera de los planes del Govern.

Incertidumbre política

Así las cosas, el siguiente paso que dará Veremonte será decidir quién en qué proporción participa en el proyecto del megacomplejo lúdico y de juego, aparte de los operadores Melco y Hard Rock, que han tenido que constar en el concurso para las licencias de juego. En Pekín, Bañuelos y su consejero delegadoXavier Adserà, junto con otros miembros de su equipo, se reunieron con algunos de los inversores que ya han mostrado interés en participar y también con otros que por el momento no tenían suficiente información.

De esas conversaciones ha surgido una lista de interesados que, a partir del 1 de octubre y durante un mes, se analizará y repartirá el porcentaje de participación en el futuro proyecto. No obstante, la situación política que se vive estos meses en Catalunya y que podría desembocar en unas elecciones anticipadas, crea incertidumbre en los promotores. Hay que recordar que el partido mejor posicionado en las encuestas, ERC, no apoyó la ley que hace posible BCN World, que en cambió sí contó con el apoyo del PSC.

Otoño de negociaciones

Los 500.000 metros cuadrados que Veremonte calcula en cada complejo turístico integrado de BCN World deberán salvar, pues, además del posible sismo en el Parlament, lo que digan los redactores del Plan Director Urbanístico. Eso es una incógnita y hace pensar en un otoño movido, de negociaciones entre todas las partes implicadas. La ley aprobada y el concurso ya en la segunda fase son el aval para que se acabe creando un nuevo foco de atracción turístico para Catalunya, junto al ya potente motor de Port Aventura.