Reorganización

La UB prevé concentrar sus 19 facultades en 10 y reducir a la mitad sus centros

Los responsables del campus aseguran que la reforma no afectará a la plantilla

Aspecto de una clase en la facultad de Formació del Professorat de la Universitat de Barcelona (UB), el pasado noviembre.

Aspecto de una clase en la facultad de Formació del Professorat de la Universitat de Barcelona (UB), el pasado noviembre. / DANNY CAMINAL

3
Se lee en minutos

La Universitat de Barcelona (UB) prevé concentrar sus 19 facultades actuales en solo 10 y reducir hasta el 50% sus 106 centros, según la reforma de estructuras y organización administrativa presentada este viernes por su rector, Dídac Ramírez.

Ramírez ha asegurado que esta nueva organización en la Universitat de Barcelona "no tiene ninguna finalidad de reducción del personal" y que "en ningún caso afectará al número de la plantilla, ni del profesorado, ni del Personal de Administración y Servicios (PAS)".

En este sentido, el rector ha explicado que lo que persigue la reducción y fusión de centros es "eliminar duplicidades" y reducir la carga horaria del profesorado en tareas de gestión para que estas puedan ser dedicadas a investigación, docencia y transferencia.

En el caso del Personal de Administración y Servicios, se pretende implementar un plan de formación y capacitación para que éstos puedan dedicarse a nuevas tareas burocráticas que hasta ahora estaban asumiendo los docentes y establecer nuevas oficinas de atención al estudiante.

A través de los criterios de las dimensiones que deberían tener los centros para satisfacer las demandas de la universidad y la internacionalización de ésta, el equipo rectoral de la UB ha llegado a la conclusión de que hay una gran diferencia de dimensiones entre distintos centros que actualmente constan de las mismas estructuras de Gobierno y que necesitan de una mínima infraestructura para su funcionamiento.

Según Ramírez, esta diferencia de dimensiones es, actualmente, de 1 a 12 entre la facultad con menos alumnos, la de Biblioteconomía Documentación, hasta la más grande, que sería la de Economía y Empresa, y la reforma prevé que ese margen descienda hasta una diferencia de 1 a 6.

En este sentido, los centros que, según el equipo rectoral, no cumplen los requisitos mínimos basados en dimensiones e internacionalización son los de Bellas Artes, Biblioteconomía y Documentación, Filosofía, Formación del Profesorado, Geología, Enfermería, Matemáticas, Odontología y Pedagogía.

De este modo, el rectorado pretende fusionar estos centros en base a la afinidad de las carreras y la disposición de las facultades, que pasarían a ser las de Ciencias Naturales y de la Vida, Derecho, Economía y Empresa, Educación, Ciencias e Ingenierías, Farmacia y Nutrición, Filología y Filosofía, Artes Humanidades y Sociales, Medicina y Ciencias de la Salud y Psicología.

Respecto a los estudios, Ramírez ha asegurado que estas fusiones no supondrán en ningún caso el cierre de determinados estudios, ni tampoco un "desprestigio" de las carreras menos demandadas sino que, por el contrario, se ha reafirmado en que este nuevo plan, que, según él, "hará que la UB se asemeje a las mejores universidades europeas", servirá para "potenciar y reforzar dichos estudios".

El rector de la UB ha asegurado que "otra consecuencia positiva" que tiene esta propuesta de reforma es la de ampliar los planes docentes de los estudios en el sentido de que, al haber más carreras dentro de la misma facultad, se dará la posibilidad de elegir materias que hasta el momento no formaban parte del plan educativo de un grado en concreto.

Este primer borrador de la reforma que debe pasar por distintos procesos de participación con los distintos órganos y representantes de la universidad, se prevé que sea implementada durante el curso académico 2015-2016, después de que la Generalitat le dé luz verde.

Un coste de 13 millones

Noticias relacionadas

De ser aprobada, su implementación tendría un coste de cerca de 13 millones de euros, aunque, el equipo rectoral prevé una recaudación entre beneficios externos por los planes de investigación y el ahorro en duplicidades, de unos 20 millones.

Además del calendario de aprobación y debate con algunos de los representantes de la comunidad universitaria, miembros del profesorado, del PAS y de los estudiantes han pedido que se realice un Claustro Extraordinario para poder debatir en profundidad esta reforma, que tendrá lugar el próximo 7 de julio.