julio y agosto

Los muertos en accidente de tráfico bajan el 10% este verano

1
Se lee en minutos
EL PERIÓDICO
MADRID

Un total de 235 personas fallecieron en las carreteras españolas en julio y agosto, los dos meses en los que se concentran la mayoría de trayectos turísticos, lo que representa un descenso del 10% con respecto a las 260 del mismo periodo del año anterior, según datos compilados por la Dirección General de Tráfico (DGT). La evolución del muertes en accidente en Catalunya fue similar, al pasarse de 33 a 30 víctimas mortales, un 9% menos.

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, presentó ayer el balance y calificó el resultado de «esperanzador», sobre todo porque el año anterior ya se habían alcanzado «cotas muy importantes» de reducción. Hay que remontarse hasta la década de 1960 para hallar cifras parecidas.

Fernández Díaz indicó que entre los meses de julio y agosto se produjeron 76 millones de desplazamientos de largo recorrido -1,2 millones diarios-, lo que supone un descenso del 3,5% con respecto al 2012, previsiblemente por efecto de la crisis, aunque el ministro descartó que esa fuera la causa principal del retroceso en la siniestralidad y recordó que la tendencia de mejora es «constante desde el 2006».

Por tipo de vía, 175 personas (74% del total) fallecieron en accidentes en carreteras secundarias, una circunstancia que obliga a mantenerlas como «objetivo prioritario» tanto de Interior como de la DGT, según Fernández Díaz. Si se ha producido un significativo un aumento del número de víctimas que viajaban en autobús, añadió, es debido a un único accidente, en Ávila, en el que fallecieron nueve personas.

Noticias relacionadas

SIN CINTURÓN / Sobre el uso de elementos de seguridad, 17 de los fallecidos en turismos no llevaban puesto el cinturón (16%). Además, tres de los muertos en ciclomotor y motocicleta no llevaban casco y uno de los cuatro niños menores de 12 años fallecidos no usaba accesorio de seguridad.

Finalmente, 952.903 vehículos pasaron por un control de velocidad entre julio y agosto, de los que el 3,7% (35.000) fueron denunciados, mientras que 241.505 conductores se sometieron a controles de alcohol y drogas, de los que el 1,2% dio positivo.