Ir a contenido

Un informe de Stop Bales de Goma dice que las pelotas salen a 720 km/h de la escopeta

La asociación desmonta, con estudios científicos, la calificación de "menos letal" para esa munición

ANTONIO BAQUERO / Barcelona

La asociación Stop Bales de Goma ha difundido este martes un informe de 36 páginas en que, apoyándose en una decena de estudios médicos, denuncia el carácter “extremadamente peligroso” y “potencialmente letal” de las pelotas de goma, por lo cual pide su abolición inmediata.

La entidad, que fue creada hace tres años por varias personas que habían sufrido mutilaciones oculares a causa del impacto de esos proyectiles, detalla en el dictamen las características de ese tipo de munición antidisturbios. El texto señala que las pelotas que utilizan los Mossos d'Esquadra, en el momento de ser disparadas, salen con una velocidad de 720 kilómetros por hora.

Además, el estudio desmonta la calificación de arma “menos letal” para ese tipo de munición. Según la Unión Europea, un “arma menos letal” dispara su proyectil con una energía cinética que no puede superar los 122 jules. “Las pelotas que disparan los mossos salen a 830 jules, es decir, siete veces más”, sostiene el informe, que basa sus argumentaciones en estudios científicos que referencia en una bibliografía.

Basándose en esos estudios, buena parte de ellos extranjeros, el informe detalla los daños que puede provocar el impacto de esa
munición: “Hematomas cerebrales, perforaciones pulmonares e intestinales, lesiones en las extremidades, pérdida de ojos e incluso la muerte” si el proyectil impacta en el corazón o el cerebro.

Heridos graves

El informe enumera las nueve víctimas por pelotazos de goma que ha habido en Catalunya desde el despliegue de los Mossos d'Esquadra y señala que “práticamente en el 100% de las ocasiones en que se han utilizado pelotas de gomas ha habido algún herido grave”. De ellos, siete son oculares y los otros dos tuvieron lesiones en el bazo y el corazón.

La publicación de este detallado informe sobre pelotas de goma se produce dos semanas después de que Interior, que tenía el mandato del Parlament de realizar un estudio similar sobre esos proyectiles, entregara a la Cámara catalana un texto donde esa munición antidisturbios se mencionaba solo de pasada y no se hacía referencia alguna a sus víctimas. Además, este informe de Stop Bales de Goma sale a la luz el día antes de que Manel Prat, el director general de la Policia, comparezca ante la comisión de orden público del Parlament para abordar el modelo antidisturbios.