REVÉS conservador A LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

El Europarlamento deja a precio de saldo las emisiones de CO2

El dinero que pagan las empresas por sus cuotas baja a niveles históricos

Una fábrica cerca de Lille.

Una fábrica cerca de Lille.

2
Se lee en minutos
ELISEO OLIVERAS
BRUSELAS

El Parlamento Europeo rechazó ayer corregir el desplome del precio de las cuotas de emisión de dióxido de carbono (CO2) que pagan las empresas europeas que más contaminan, una situación que se ha agravado en los últimos años por la crisis económica. El precio del derecho a emitir una tonelada de CO2, principal gas responsable del cambio climático, que llegó a costar casi 30 euros en el 2008, se encontraba hasta ayer alrededor de los 5 euros y cayó tras la votación por debajo de los 3 euros.

Los diputados conservadores y liberales rechazaron por un estrecho margen (334 votos frente a 315 y 63 abstenciones) la propuesta de la Comisión Europea de retrasar temporalmente la subasta de las nuevas cuotas de emisión de 900 millones de toneladas CO2 previstas para el periodo 2013-2015 hasta el 2019-2020. El retraso en la introducción en el mercado europeo de derechos de emisión (ETS en inglés) pretendía elevar el precio de las cuotas de emisión y evitar nuevos desplomes en el mismo.

Los grupos conservadores justificaron el rechazo con el argumento de que un encarecimiento del bajo precio actual de las cuotas de contaminación podría perjudicar a las industrias europeas y se traduciría en un incremento de la factura eléctrica en los hogares europeos. La comisaria de la Acción por el Clima, Connie Hedegaard, lamentó la decisión porque. según dijo, resta eficacia al mercado europeo de emisiones y desincentiva las inversiones en tecnologías de baja contaminación.

El actual superávit de cuotas de emisión de CO2 es fruto del exceso de derechos concedido inicialmente para aplacar a la industria y de la caída de la actividad a causa de la recesión. El mercado está diseñado para funcionar con un precio de 25 a 30 euros por tonelada de CO2, pero con los actuales precios ya por debajo los 3 euros por tonelada no sirve para estimular que la industria reduzca sus emisiones de efecto invernadero, según fuentes comunitarias.

Noticias relacionadas

La UE necesita un mercado «robusto» de cuotas de emisión, insistió Hedegaard. Las organizaciones ecologistas criticaron también con dureza el voto de los eurodiputados, a quienes reprocharon defender los intereses de la industria en lugar de los de los ciudadanos.

La Eurocámara sí dio su visto bueno a que los vuelos transcontinentales dejen de pagar temporalmente por el CO2 que emiten para facilitar un acuerdo internacional de mayor alcance.