02 dic 2020

Ir a contenido

LAGUNA EN UN HITO FERROVIARIO

La seguridad de tres túneles del AVE recién estrenado es obsoleta

Las galerías, entre Girona y Figueres, carecen de las salidas de emergencia que exige la UE desde el 2007

FERRAN COSCULLUELA / Bàscara

Tras décadas de vía crucis y un parto interminable, la flamante línea del AVE que se acaba de inaugurar entre Barcelona y Figueres ha nacido con unas medidas de seguridad ya obsoletas. Tres túneles no urbanos de esta infraestructura incumplen una normativa europea aprobada hace más de cinco años, que establece que en las galerías tiene que haber una salida de emergencia cada 1.000 metros como mínimo. Los túneles de Llogaia (de 1.686 metros), Feixes d¿en Vidal (1.546 metros) y, especialmente, el de Les Cavorques (2.977 metros), situados entre Girona y la capital del Alt Empordà, no tienen ni una sola vía de escape en todo su recorrido más allá de las dos bocas de entrada. Una carencia que incumple la Especificación Técnica de Interoperabilidad sobre seguridad en los túneles en los sistemas ferroviarios transeuropeos convencional y de alta velocidad, aprobada por la UE en diciembre del 2007.

>>Lea la información completa sobre la seguridad de los túneles del AVE en e-Periódico