03 dic 2020

Ir a contenido

PARA IPHONE Y ANDROID

Twitter lanza sus propios filtros para marginar a Instagram

La red de fotografía, propiedad de Facebook, ya no muestra las galerías de los 'igers' en sus muros

CARMEN JANÉ / Barcelona

La guerra o el divorcio entre Instagram y Twitter está servido y ha comenzado en la parte más sensible: la difusión de las fotos. 

Los responsables de Twitter anunciaron el pasado domingo que dejaban de permitir que los usuarios de Instagram pudieran mostrar directamente sus fotos en sus muros de su red de microblogging y solo puedan mostrarlas a través de un enlace externo.

El motivo ha sido evidente este martes, cuando Twitter ha anunciado en su blog sus propios filtros.

El nuevo software, que se instala con la última actualización de la aplicación, se compone de ocho filtros, desde blanco y negro a varios tipos de vintage como los que han hecho popular a Instagram, y el retoque automático de la imagen en brillo y color.

También es más potente, porque permite comparar la imagen ya dispuesta en las distintas opciones para poder elegir la que prefiera el usuario. O recortarla según el encuadre escogido. 

Twitter está integrado en el sistema operativo de iPhone de modo que es muy fácil compartir las fotos tomadas con el móvil en la aplicación.

Rivales en la posición

Los nuevos filtros están disponibles para iPhone y Android, los dos soportes en que es más popular Instagram. La red social de fotografía ha publicado también otra actualización que incluye soporte para Foursquare, la red social basada en posicionamiento a la que Facebook contrapone su Facebook Places.

Algunos 'igers' ya han apuntado la repercusión que va a tener el movimiento para la difusión de imágenes de Instagram, el canal preferido para difundir las fotos.

Facebook anunció el pasado abril que compraba Instagram, una venta que se cerró el pasado septiembre. La red social de fotografía es el campo de experimentación de muchas empresas para campañas publicitarias.

Twitter ha comenzado a generar beneficios gracias a tuits patrocinados, en los que la imagen juega un papel decisivo.