PROCESO CONTRA EL JEFE DEL ESTADO

El Congreso paraguayo inicia el trámite para destituir al presidente Lugo

El mandatario anuncia que no renunciará, tras asumir la responsabilidad por las muertes en el desalojo de una finca ocupada por campesinos

El presidente Lugo, en la rueda de prensa en la que ha anunciado que no piensa renunciar al cargo.

El presidente Lugo, en la rueda de prensa en la que ha anunciado que no piensa renunciar al cargo. / CÉSAR OLMEDO (AP)

1
Se lee en minutos
ABEL GILBERT / Buenos Aires

"Este presidente no va a presentar su renuncia al cargo y se somete con absoluta obediencia a las leyes con todas sus consecuencias", ha asegurado este jueves elpresidente de Paraguay,Fernando Lugo, después que laCámara de Diputadoshaya aprobado por 73 votos contra uno el inicio delproceso para su destituciónpor "mal desempeño de sus funciones".

El motivo del proceso al jefe del Estado paraguayo es su responsabilidad en la muerte de al menos 17 personas durante el desalojo de una finca ocupada la semana pasada.

El proceso contraLugopasa ahora al Senado, que debe desarrollar los procedimientos legales que podrían concluir con ladestitución del exobispo, cuyo Gobierno ha estado marcado por losescándalos de paternidaddel mandatario y por la superación de uncáncer linfático. "Me encontrarán siempre luchando por la justicia social y la paz entre paraguayos", ha declarado, no obstante, Lugo durante un mensaje televisivo.

Desmentido sobre una posible petición de asilo

El presidente, que hace cuatro años terminó con la hegemonía de más de cinco décadas delPartido Colorado, está sufriendo el acoso de ese grupo opositor. Los colorados tratan de que dimita o de que el juicio comience de inmediato. Elsecretario general de la Presidencia,Miguel López, ha reclamado "que se respeten los plazos procesales para preparar su defensa". López ha descartado, asimismo, que el presidente Lugo vaya a solicitar asilo en Argentina o Brasil: "No hay nada de eso. Quédense tranquilos".

Noticias relacionadas

ElPartido Liberal, que es parte de la coalición de Gobierno, ha retirado su apoyo a Lugo y ha adelantado que ha pedido a los cuatro ministros que tiene en el Gabinete que dimitan.

El pasado viernes, la policía decidiódesalojar por la fuerzay con el aval presidencial a un grupo decampesinosque ocupaban unafinca privadaen Curuguaty, a 380 kilómetros de Asunción. El episodio terminó conal menos 17 muertos, siete de ellos agentes de policía. Los incidentes motivaron larenuncia del ministro del Interior,Carlos Filizzola. A partir de ese momento, se estrechó el cerco de los colorados alrededor de Lugo.