Artículo publicado en 'Science'

Un cilindro 'invisible' a los campos magnéticos

Investigadores de la UAB han creado un dispositivo que desvía las ondas y se convierte en indetectable

Los autores consideran que abre un gran campo de aplicaciones en medicina y seguridad

Esquema del funcionamiento del material invisible a los campos magnéticos desarrollado por investigadores de la UAB. Gracias a una aleación especial, las ondas se desvían y no lo detectan.

Esquema del funcionamiento del material invisible a los campos magnéticos desarrollado por investigadores de la UAB. Gracias a una aleación especial, las ondas se desvían y no lo detectan. / UAB

Se lee en minutos

ANTONIO MADRIDEJOS / Barcelona

Investigadores de laUniversitat Autònoma de Barcelona (UAB) y de la Academia de Ciencias de Eslovaquia han fabricado el primer objeto -un ciclindro hueco- que convierte enindetectable para los campos magnéticos todo aquello que se esconde en su interior. Como por arte de magia, las ondas se desvían al llegar al cilindro y lo convierten eninvisible, una particularidad con potenciales aplicaciones en los sectores de la seguridad y la medicina, dicen los autores del trabajo. El dispositivo se ha realizado con materiales superconductores y ferromagnéticos "disponibles en el mercado", explica a este diario Àlvar Sánchez, coordinador del trabajo en la UAB y profesor del departamento de Física. El descubrimiento, que se ha publicado en la revista Science, sigue la misma línea de otros materiales que intentan desviar la luz y volver losobjetos invisibles. De hecho, la luz visible es también una radiación electromagnética.

Dos capas superpuestas

El cilindro mide apenas un centímetro de largo y otro de diámetro, pero técnicamente no sería especialmente difícil fabricarlo en un tamaño superior, prosigue Sánchez. El dispositivo está fabricado por dos capas: la primera es de un material superconductor de alta temperatura, que se puede refrigerar fácilmente con nitrógeno líquido, mientras que la segunda es recubrimiento fabricado con una aleación de hierro, níquel y cromo. La gracia ha sido encontrar la "proporción correcta", insiste el profesor de la UAB.

Aunque el trabajo se ha realizado con campos magnéticos, Sánchez da por hecho que el sistema se podría aplicar a otros tipos de ondas. Sería el caso, por ejemplo, de un paciente cardiaco que lleva acoplado un marcapasos y que no puede pasar por los detectores de arco de los aeropuertos porque las ondas desajustan el ritmo del aparato. Con el nuevo material se podría proteger el marcapasos sin que afectara a su mecanismo interior.

Primero, el modelo teórico

Los investigadores de la UABencontraron primero una fórmula matemática que, teóricamente, convertía en posible un ciclindro de esas características. Fue un estudio de geometría, una ecuación extraordinariamente simple que permitía que el dispositivo fuera absolutamente indetectable con campos magnéticos desde el exterior y que todo lo que rodeara estuviera también completamente aislado de estos campos.

Noticias relacionadas

Los científicos de la UAB contactaron entonces con un laboratorio especializado de la Academia de las Ciencias de Eslovaquia, en Bratislava, que es quien ha construido el dispositivo real.

La capa superconductora del cilindro evita que el campo magnético llegue a su interior, pero por sí misma distorsiona el campo exterior y hace que el cilindro sea detectable. Para evitarlo, la capa exterior ferromagnética, de la aleación de hierro, níquel y cromo, hace el efecto contrario. Atrae las líneas de campo magnético compensando exactamente la distorsión que crea el superconductor, pero sin que el campo llegue al interior. El efecto global es un campo magnético completamente nulo en el interior del cilindro y absolutamente ninguna distorsión del campo magnético en el exterior.