13 ago 2020

Ir a contenido

La nieve obliga a cancelar vuelos en Londres y a circular con cadenas en Roma

La ola de frío ha causado ya 260 muertes en Europa, sobre todo en el este

AGENCIAS / Londres / Roma

Los rigores invernales que registra Catalunya no lo parecen tanto comparado con los que sufre el resto de Europa. La ola de frío siberiano que desde hace una semana azota el continente se ha cobrado ya al menos 260 víctimas mortales, la mayoría de ellas en el este, donde Ucrania y Polonia suman 167 muertes. Pero también Italia, con Roma colapsada por la nieve, y Gran Bretaña, donde el aeropuerto londinese de Heathrow ha cancelado una tercera parte de los vuelos programados para el domingo ante la previsión de nevadas, padecen jornadas gélidas.

Ucrania y Polonia, los países más afectados

Las temperaturas en Ucrania oscilan entre -20 grados durante el día y -30 grados por la noche. El grueso de las 122 personas que han muerto por la ola de frío son indigentes que han fallecido congelados. En Polonia, con temperaturas similares, han muerto 45 personas. Los albergues han flexibilizado sus normas y acogen a personas ebrias.       

La ola de frío en Italia, donde al menos cinco personas han fallecido este sábado a causa del mal tiempo, sigue provocando problemas en todo el territorio. El Ministerio de Interior ha reiterado su recomendación de no viajar a las regiones del centro del país, la zona más afectada actualmente.
En toda Italia se suceden los problemas en los desplazamientos a causa de los cortes de carreteras, las cancelaciones de vuelos y los retrasos y suspensiones en el tráfico ferroviario, con trenes que han permanecido parados más de quince horas.

Roma paralizada por la nieve

La capital italiana, que ayer ya quedó parcialmente paralizada a causa del mal tiempo y la intensa nevada que empezó a caer durante la mañana, ha amanecido este sábado de nuevo cubierta de nieve y con una significativa reducción del transporte público, sobre todo del servicio de autobuses.
Roma ofrece una imagen que no se veía desde hace 27 años y que ha llevado al Ayuntamiento al cierre de oficinas públicas y escuelas --en Italia el sábado es día lectivo--, así como de monumentos y museos, y es obligatorio usar cadenas para circular hasta mañana.

En Suiza la temperatura media es de -10 grados y se alcanzan mínimas de -34.