Ir a contenido

SORPRENDENTE REPTIL AFRICANO

Descubierta en Tanzania una nueva especie de víbora venenosa

Los científicos no han facilitado el lugar exacto para evitar expolios

La serpiente mide unos dos metros y tiene una especie de cresta en la cabeza

EL PERIÓDICO / Barcelona

Un equipo internacional de biólogos han descubierto en un paraje remoto del sur de Tanzania una nueva especie de serpiente desconocida hasta ahora, según han anunciado la Wildlife Conservation Society (WCS) de Nueva York. La Atheris matildae, como ha sido bautizada científicamente, en honor a una niña de la zona donde se halló, es una víbora venenosa de colores estridentes (negro y amarillo), con una especie de cresta en la cabeza y unos dos metros de longitud.

La investigación, que se ha publicado en la revista especializada Zootaxa, insiste en que la víbora está emparentada con otras serpientes venenosas de África oriental, como la Atheris ceratophora, pero que los análisis genéticos confirman que se trata de una especie totalmente nueva.

Hábitat muy degradado

Los autores del estudio, entre ellos Michele Menegon (Museo de la Ciencia de Trento), Tim Davenport (WCS) y Kim Hotel (Universidad de Dar es Salaam), no han facilitado el lugar del hallazgo para evitar que la serpiente sea presa de los coleccionistas ilegales de serpientes. Según los investigadores, su hábitat natural debe de ser muy escaso, apenas unos pocos kilómetros cuadrados, y además se trata de una zona muy afectada por la industria maderera y la extracción de carbón vegetal.

Los investigadores confían en que la especie sea clasificada como especie en peligro crítico en el apéndice 1 del programa Cites. Por ahora ya han establecido una pequeña colonia de cría en cautividad.