Revelación en el caso de Óscar

«Quiero volver al trabajo»

Sánchez manifiesta su esperanza de volver a casa durante una visita de su hermano a la cárcel de Nápoles

Ya no sufre agresiones, pero se siente aislado entre bandas de presos

Se lee en minutos
MICHELE CATANZARO
BARCELONA

«Hubo mucho llanto y mucha emoción: llevábamos más de un año sin vernos».Así resume José Antonio Sánchez el encuentro de anteayer con su hermano Óscar, preso en la cárcel napolitana de Poggio Reale. José Antonio se desplazó a Italia junto con otros familiares y amigos del lavacoches. Durante la visita, le planteó a Óscar una serie de preguntas de parte de EL PERIÓDICO, y luego relató a este diario las respuestas de su hermano.

«El día a día es muy duro aquí: si te haces amigo de uno, enseguida te haces enemigo de otros», dijo Sánchez. Cuando estaba preso en Roma, podía practicar deportes y otras actividades, sin embargo en Nápoles las horas de patio son las más tensas.«Solo con entrar en la cárcel de Poggio Reale nos dimos cuenta de que es un ambiente muy duro», comenta Jordi Funtané, amigo de Óscar y animador de la plataforma de vecinos de Montgat que defienden su inocencia, que también se desplazó a Nápoles, aunque al final a él no se le permitió visitar a Sánchez.

La soledad

«Físicamente está bien, pero se le ve muy solo», comenta José Antonio. Según explica, ahora no sufre las vejaciones físicas que denunció durante una visita del cónsul de España. Entonces, se hallaba en una celda con otros ocho presos que le apagaban los cigarrillos en la piel, le impedían ir al lavabo durante horas e incluso le robaron dinero. Tras las quejas de los diplomáticos españoles, Sánchez ha sido trasladado a una celda compartida con otro preso, en la cual sigue en la actualidad.

«Doy las gracias a todo el mundo, a los medios que están siguiendo mi caso y a todos aquellos que me han enviado cartas desde toda España», afirmó Óscar, que explicó que no contesta a todas las cartas porque tiene poco dinero, y no le da para comprar sellos.

Anteayer recibió dinero de la plataforma de vecinos. José Antonio lamentó retrasos en los envíos de dinero por parte de la embajada. El revuelo de su caso ha atraído la atención de muchos abogados: Óscar explicó que en las últimas semanas ha recibidos cartas de muchos letrados que se ofrecen a encargarse de su defensa.

El lavacoches se manifestó esperanzado con respecto a los resultados de la apelación. Sánchez se ha ido enterando de la evolución de su caso por su abogado, y por medio de cartas con los artículos publicados por este diario sobre su caso.

La esperanza

Noticias relacionadas

Según su hermano, Óscar ya piensa en el momento de la salida de la cárcel.«En cuanto salga, no quiero quedarme ni un minuto en Italia, tomaré un avión y volaré a casa», dijo. Es posible que este deseo no se realice antes de la absolución completa. En efecto, en dos ocasiones su abogado pidió que se suspendiera su prisión preventiva, a la luz de las pruebas aportadas por la Fiscalía española, pero en ambos casos le fue denegada la libertad provisional. El abogado piensa reiterar su petición en la primera vista de la apelación, pero confía que como mucho se le conceda el arresto domiciliario.

A la pregunta de lo que más quisiera hacer a la vuelta, dijo que ya se ha puesto de acuerdo con su jefa en el autolavado:«Me cogeré unos días de vacaciones y volveré al trabajo», detalló.H