SENTENCIA "DESPROPORCIONADA" DE LUFTHANSA

La UE señala como discriminatorio el despido de pilotos con 60 años

Entre los 60 y los 65 años los oficiales pueden ejercer su trabajo pero con tripulantes más jóvenes

El airbus A 321 Weimar de la aerolínea Lufthansa

El airbus A 321 Weimar de la aerolínea Lufthansa / AP

1
Se lee en minutos

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha sentenciado este martes que eldespido de pilotos por parte de las compañías aéreas cuando cumplen los60 años supone una discriminación laboral por razones de edad que vulnera la normativa comunitaria.

Tres pilotos alemanes han denunciado ante la justicia de su país a la aerolíneaLufthansa, que consideró terminado su contrato cuando cumplieron los 60 años, de acuerdo con lo establecido por el convenio colectivo del sector.

Los demandantes reclamaron ser readmitidos en sus puestos de trabajo al considerar que su despido vulneró lalegislación comunitaria y el principio de no discriminación por razones de edad que establece el Derecho de la UE.

El Tribunal Federal de lo Social alemán, que se encargó del caso, pidió al Tribunal de Justicia europeo que indicara si el caso de estos tres pilotos supuso una violación de las normas comunitarias.

Razones de seguridad

La corte europea señala que, pese a que la discriminación por edad está prohibida, en algunas profesiones es necesario establecer límites de edad por razones de seguridad.

Es por ello que el Tribunal avala poner un límite de edad a los pilotos para proteger su seguridad, la de los pasajeros de las aeronaves y la de los habitantes de las zonas sobrevoladas.

Sin embargo, el Tribunal señala que la medida tomada por Lufthansa es"desproporcionada", pues las autoridades alemanas e internacionales fijan en 65 años el límite de edad para los pilotos y los comandantes de vuelo.

Con tripulaciones más jóvenes

Noticias relacionadas

Según las normas internacionales, entre los 60 y los 65 años, los pilotos pueden ejercer su trabajo, pero con tripulaciones cuyos miembros sean más jóvenes.

La sentencia deja claro, pues, que la normativa alemana no prohíbe trabajar a los pilotos de más de 60 años, sino que restringe su ejercicio, por lo que el despido a esa edad, incluido en el convenio colectivo de Lufthhansa es innecesario.