03 abr 2020

Ir a contenido

La voz de los ciudadanos

Marcaje directo de la actuación política

Más de 700 personas han participado en el debate abierto por EL PERIÓDICO para plantear mejoras del sistema electoral. Sus ideas responden a un anhelo: acercar la política a la ciudadanía.

Se trata de una lluvia de ideas, presidida por el ansia de acercar el sistema político a la ciudadanía, mejorar su transparencia e incrementar los cauces de participación. Los lectores reclaman cambiar el sistema electoral para hacerlo más proporcional y dar más voz a candidaturas no mayoritarias. También piden cambios en los partidos, tales como que accedan a presentar listas abiertas de candidatos para que sea el ciudadano y no la cúpula de cada organización política la que escoja a los diputados. Respecto a la financiación de los partidos, reivindican un sistema más transparente y público. En cuanto al funcionamiento de las instituciones, varios lectores reclaman la limitación de mandatos, la obligación de hacer público el patrimonio de los representantes políticos tras dejar el cargo y la limitación de sus salarios, así como un régimen de incompatibilidades más estricto. Asimismo, se demanda evitar la presencia en las listas electorales de ciudadanos imputados. Los lectores exigen también introducir mecanismos de mayor participación democrática, usando las nuevas tecnologías para promover referendos sobre cuestiones trascendentes como recortes sociales, leyes laborales y rescate de entidades bancarias. Por ello también creen necesario facilitar las iniciativas legislativas populares. Finalmente, en época de crisis no faltan llamadas a la austeridad: supresión del Senado, de las diputaciones y los consejos comarcales, limitación de gastos durante las campañas electorales...

«La ley es tan injusta
, irracional y, sobre todo, anticonstitucional, que el número de puntos a corregir se haría demasiado largo de enumerar. El primero y más importante es la insultante injusticia del reparto de escaños según ese invento diabólico llamado ley D'Hondt y la limitación al 5% de votos en muchas autonomías para acceder a un escaño». ALBERTO MOLL ORTÍ

 «Catalunya necesita una ley electoral propia. En el 2009 se impulsó una iniciativa por parte de Ciutadans pel Canvi y se recogieron más de 80.000 firmas, muchas más de las necesarias para poner en marcha el proceso pero nuestros políticos acabaron pasando de ella. El proyecto tenía algunos aspectos muy interesantes, como que las listas no eran cerradas». JUAN MANUEL MACHO

 «Las listas deberían ser abiertas y estar limpias de imputados. Debería impulsarse una iniciativa popular para solicitar que la prescripción de delitos por corrupción no fuera tan benigna y aumentaran los años de inhabilitación para cargo público de aquellos que fueran condenados. Todo expresidente, exalto cargo, etcétera debería renunciar obligatoriamente a su sueldo posterior si entrase en el consejo de administración de una empresa o recibiera dinero por dar conferencias». JERÓNIMO FERNÁNDEZ

 «Parte del problema estriba en la falta de proporcionalidad del sistema electoral. Tengamos en cuenta que en una circunscripción en la que eligen dos diputados, el tercer partido nunca obtendrá representación y por tanto no se contabilizan sus votos, aunque llegue al 20%, y eso no está bien. Se podría solventar en parte si en esa circunscripción se eligiesen tantos representantes como partidos que tengan un mínimo de apoyo». ELCHIVO

 «Sería interesante el formato italiano de referendo vinculante sobre alguna ley, que obliga al Parlamento o al Gobierno a parar alguna ley y no tratarla durante los siguientes cinco años. Sería una forma de que el pueblo pudiera participar activamente, pues las iniciativas populares no sirven para nada ya que los parlamentarios las desechan cada vez que entran en el parlamento». LUIS GALÁN

 «Que presentaran un programa y que fuera auditable, con sanciones por incumplimiento. Las elecciones para el Senado, en años diferentes al Congreso, para que no sea un calco, que no sirve para nada. Respecto al poder judicial, ¿cuándo votaremos a los jueces?». SATURNINO GARCÍA

 «Los parlamentarios deberían ser elegidos a título individual, presentándose uno por distrito. Así estarían mas cerca de la persona y no te verías obligado a votar a una lista que no sabemos qué criterios utilizan para elaborarla y de la que solo conoces a los dos o tres que la encabezan». QUICO MURTAL

 «El presidente del Gobierno lo debería elegir el pueblo y no los diputados de las listas más votadas. Igual que sucede en los países con mayor tradición democrática (y otros con no tanta) debería haber unas elecciones presidencialistas y otras al parlamento. El Senado habría que finiquitarlo y eso que se ahorrarían las arcas públicas». FER

 «Que la publicidad sea igual para todos los partidos, disponiendo del mismo tiempo en los medios de comunicación públicos y no en función de la representación obtenida en las elecciones anteriores. La subvención pública que reciben debe ser igual para todos. Los programas electorales deberían ser todos publicados en un mismo periódico, gratuito, que se podría distribuir en cualquier punto para llegar a todos los ciudadanos ». MASKUN VINA

 «Listas abiertas. Que haga falta el mismo número de votos para elegir un diputado, sea de la provincia que sea. Vetar a los imputados por un juez. Promover referendos en las cuestiones de interés general, sobre todo en las que afectan a cuestiones sociales». JOAN BRASÓ

 «Suprimir las listas electorales y usar un sistema por distritos en el que cada candidato ha de ganarse su escaño y responder ante sus votantes. Votación mayoritaria a dos vueltas para que los parlamentarios se tengan que ganar su espacio. El inconveniente es que deja fuera a los minoritarios pero se puede compensar con pactos en la segunda vuelta». JORDI GUILLAUMES

 «De poco sirve cambiar la ley electoral mientras no se cambie la forma de hacer política». SERGIO JIMÉNEZ

 «Cumplimiento estricto del programa electoral. Referendo para cualquier maniobra de urgencia. Delito de incumplimiento de programa electoral. Inhabilitación política para los infractores». JAVI GÓMEZ

 «Listas abiertas, veto a los imputados, respetar siempre la mayoría de votos en la elección de los presidentes o alcaldes. Impedir el transfuguismo, por cualquier motivo». JUAN ANTONIO TRILLO

 «Como a cualquier trabajador, hacer un seguimiento del rendimiento del político en su lugar de trabajo, evaluar su rendimiento y resultados de forma periódica. Que nadie involucrado en un proceso judicial pueda ejercer su cargo. Y mecanismos para que todos participemos de ciertas decisiones». FERRAN BOLAÑO

 «El porcentaje de abstención, votos en blanco y nulos debería ser el porcentaje de escaños que deberían quedar vacíos tanto a nivel local como autonómico y estatal. El porcentaje de abstención, votos en blanco y nulos debería ser el porcentaje de salario que debería dejar de cobrar la clase política. Se debería marcar unos programas con unos objetivos claramente definidos y periodificados en el tiempo. Que la clase política cobrase en función de objetivos». XAVIER GARCIA

 «Catalunya, circunscripción única. Sistema proporcional puro. Sustituir las iniciativas legislativas populares -totalmente inútiles- por referendos populares. Transparencia total de cargos, ingresos y patrimonio familiar de los diputados y diputadas. Límite de dos mandatos para todos los diputados. Inhabilitación permanente para ejercer ningún cargo público de los representantes públicos con delitos relacionados con su cargo una vez estén probados y juzgados». SERGI SALGADO

 «El programa electoral de los partidos debe tener un rango de contrato con los electores. Periódicamente, como sucede con la discusión sobre el estado de la nación, se debe discutir en sede parlamentaria el grado de cumplimiento de dicho programa. Políticas que contradigan el programa presentado a las elecciones deben someterse a referendo». XAVIER HERRANZ

 «Listas abiertas. Un ciudadano, un voto. Prohibición de candidatos imputados, personados o condenados por corrupción. Referendos vinculantes en todas aquellas cuestiones de gran calado que afecten a la ciudadanía, por ejemplo, recortes presupuestarios respecto a beneficios sociales. Voto en blanco representado con escaños vacíos. Elecciones de los candidatos siguiendo el modelo estadounidense de primarias. Financiación igualitaria de los partidos y no en función de los votos (el resto que lo obtengan de sus propios militantes). Publicación del patrimonio de todos los candidatos y electos. Limitación de mandatos a ocho años. Eliminación de la prohibición de manifestaciones ciudadanas de todo tipo durante el día de reflexión». ERIC PLAZA

 «Que la corrupción no prescriba. Que los políticos no puedan tener más de un cargo (¿cómo puedes ser diputado y alcalde a la vez y hacer las dos cosas bien?). Más referendos para asuntos importantes (reforma laboral, rescate de bancos, participación en guerras como las de Irak o Afganistán, etc.). El voto en blanco debería tener representación. Listas abiertas. Financiación más equitativa y transparente de los partidos». ÁLEX DE JUAN BERTOMEU

 «Disolver todos los partidos. Las ideologías ya no representan nada en un mundo globalizado. Votar a personas que representen a colectivos o agrupaciones de electores. Que estos colectivos escojan a sus representantes democráticamente». CRISTINA CINTORA