Recetas para combatir la polución atmosférica

Barcelona debe reducir el tráfico un 30% para mejorar la calidad del aire

La lucha contra la contaminación no depende de una medida milagrosa, sino de una acción conjunta

Tráfico intenso en la avenida Meridiana de Barcelona.

Tráfico intenso en la avenida Meridiana de Barcelona. / DANNY CAMINAL

1
Se lee en minutos
ANTONIO MADRIDEJOS / MARIA JESÚS IBÁÑEZ / Barcelona

La calidad del aire en el área de Barcelona ha mejorado a marchas forzadas en los últimos 20 años gracias a mejoras ambientales de gran calado, como la reconversión de las industrias más sucias y la eliminación progresiva del plomo y los compuestos sulfurosos, pero aún queda un buen trecho para aprobar el examen. La normativa europea sobre salud ambiental, cada vez más dura, obliga a actuar ahora sobre el último peldaño de la cadena: el coche. Los recorridos motorizados originan más del 50% de los dos grandes contaminantes urbanos, el dióxido de nitrógeno (NO2) y las partículas en suspensión (PM10), así como más del 60% del CO2industrial, el principal gas de efecto invernadero. Los cálculos sostienen que Barcelona necesita un 30% menos de coches circulando por sus calles.

No hay una única solución milagrosa, sino muchas medidas que puerten aportar su indispensable grano de arena. Entre las de éxito más inmediato y aplicación más factible, los especialistas destacan segregar carriles en autovías y autopistas para el tranporte público y los vehículos con tres o más pasajeros, construir párkings disuasorios juntos a las estaciones de ferrocarril de la corona metropolitana, fomentar la compra de vehículos de bajas emisiones, aplicar restricciones a los coches que más contaminan, y desarrollar y mejorar la red de carriles para bicicleta.

Noticias relacionadas

A largo plazo, las propuestas pasan por desvincularse de la cultura del coche para todo, elaborar los planes urbanísticos teniendo en cuenta las necesidades de transporte y volver al núcleo urbano más compacto con industrias limpias junto a las zonas residenciales.

>> Más información en e-PeriódicoMás información en e-Periódico