22 sep 2020

Ir a contenido

EL AYUNTAMIENTO RECURRIRÁ

La justicia suspende de forma cautelar la prohibición del burka en Lleida

Una asociación islámica interpuso un recurso al considerar que el veto vulnera los derechos fundamentales de las mujeres musulmanas

El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) ha acordado la suspensión cautelar de la aplicación de la modificación de la ordenanza municipal de Civismo impulsada por el Ayuntamiento de Lleida con el fin de prohibir el burka, el niqab y otras prendas que tapen el rostro en los edificios públicos.

Así lo ha anunciado en declaraciones a EFE el abogado Carles Antolí, letrado del bufete barcelonés Abocam, que representa gratuitamente a la asociación musulmana que interpuso el recurso, la entidad Watani para La Libertad y la Justicia de Lleida.

La asociación islámica interpuso un recurso contencioso-administrativo el pasado noviembre al considerar que la prohibición vulnera los derechos fundamentales de las mujeres musulmanas, ya que supone una discriminación por razones religiosas. En su recurso, pidió la anulación de los artículos que prohíben entrar a edificios municipales con velo islámico y la suspensión de la ejecución de la ordenanza como medida cautelar.

Perjuicios muy difíciles de reparar

Ahora, después de haber escuchado al consistorio y al Ministerio Fiscal, el TSJC ha decidido conceder la suspensión cautelar de la aplicación de la prohibición. El alto tribunal catalán argumenta que su ejecución podría comportar perjuicios muy difíciles de reparar, en el caso de que se acabase estimando el recurso, para las personas a las que se les impida la entrada en los edificios públicos leridanos.

En cambio, señala el TSJC en su auto, la suspensión de su ejecutividad no genera perjuicio alguno, ya que la legislación vigente ya prevé la obligación de los ciudadanos de identificarse a requerimiento de una autoridad o funcionario legitimado para ello, de manera que "ni la seguridad ni el orden público se ponen en peligro".

Aunque el auto no entra en el fondo sobre la legitimidad de la prohibición del velo islámico. Antolí se ha mostrado muy satisfecho con esta argumentación ya que en su recurso se incluye la petición de la anulación de la ordenanza al considerar que es innecesario debido a que existe una normativa estatal que regula esta cuestión. El Ayuntamiento de Lleida ya empezó a aplicar la prohibición del uso del burka en edificios públicos el pasado 9 de diciembre, día que entró en vigor la nueva normativa.

Cinco días para recurrir

El consistorio ya ha anunciado que recurrirá la decisión del tribunal de suspender de forma cautelar la aplicación de la normativa. Según ha informado el consistorio, la concejala de Seguridad Ciudadana, Sara Mestres, ha explicado en este sentido que se trata únicamente de una medida cautelar que tiene como fin evitar posibles perjuicios a terceros, pero que no entrar a valorar el fondo del asunto.

Mestres ha destacado asimismo que el Ministerio Fiscal, al que se le dio audiencia en el proceso, se opuso a dicha suspensión. "Ahora tenemos cinco días para presentar un recurso de reposición y lo interpondremos. Realizaremos todo lo necesario para que la ordenanza acabe siendo efectiva", ha asegurado Mestres.