Ir a contenido

Detenido un adolescente de 15 años por la muerte del niño de Liverpool

EFE / LONDRES

Un niño de 15 años ha sido detenido hoy en relación con la muerte del pequeño Rhys Jones, el menor que recibió un tiro en el cuello hace una semana en Liverpool (norte de Inglaterra), ha informado hoy la policía.

Rhys Jones, de 11 años, murió el pasado día 22 al recibir el impacto de una bala cuando disputaba un partido de fútbol con varios amigos en el aparcamiento de un pub en el barrio de Croxteth.

Un portavoz de la policía del norteño condado de Merseyside ha precisado que el nuevo sospechoso ha sido detenido esta mañana en ese barrio y será interrogado a lo largo del día. Anteriormente, las fuerzas del orden habían arrestado a 10 jóvenes en relación con el crimen, que ha conmocionado al Reino Unido, si bien todos han sido puestos en libertad.

Según la policía, el niño fue tiroteado por un adolescente encapuchado que paseaba en bicicleta por la zona.

Llamamiento para que el asesino se entregue

Los padres de Rhys hicieron este lunes un dramático llamamiento al homicida para que se entregue voluntariamente. Melanie y Stephen Jones, de 41 y 44 años, respectivamente, culparon a los padres del autor de la muerte del pequeño, al que hasta ahora no ha identificado la policía, por haber permitido que su hijo pudiese llegar a cometer un crimen tan horrendo.

Los jugadores del Everton, equipo de la Premier League inglesa del que Rhys era aficionado, se acercaron también este lunes al lugar donde el muchacho fue asesinado para rendirle un homenaje póstumo.

El club depositó una corona de flores en forma de un balón con sus colores --azul y blanco--, una camiseta y unas botas, en una especie de altar improvisado en el lugar del crimen.

Medidas de urgencia

El otro equipo de la ciudad que milita en la Premier League, el Liverpool, entrenado por el español Rafa Benítez, también homenajeó al malogrado niño antes del partido de la previa de la Liga de Campeones que disputó este martes ante el Toulouse.

El asesinato coincide con un aumento de la violencia juvenil en las calles del Reino Unido, que comienza a atemorizar a los adultos mientras los políticos y la policía abogan por tomar medidas urgentes antes de que la situación se escape a todo control.

0 Comentarios
cargando