Ir a contenido

Las familias numerosas aplauden la llegada del carnet monoparental

Los representantes dehogarescon3omás hijos piden ayudas para que el plan funcione

Exigenquesetenga en cuenta la necesidad de cada casa a la hora de dar subvenciones

RAFA JULVE / BARCELONA

Las familias numerosas catalanas aplauden la creación de un carnet para los hogares monoparentales a partir del 2008, pero reclaman al Govern que aporte más recursos para que estas acreditaciones tengan sentido. La Associació de Famílies nombroses de Catalunya (Fanoc), que tiene 3.000 socios (20.000 contando todos los miembros de cada casa), considera que desde el 2004 se han dado pasos adelante, aunque lo que se necesita es un gran salto en las prestaciones. Y pone otra pega: hay que diferenciar el trato a una familia con tres o más hijos que a una mujer con uno. Las necesidades son diferentes.

"Aviso a las familias monoparentales: bienvenidas al mundo de los carnets, pero que no se crean que esto es la panacea. Las familias numerosas tenemos más descuentos con el carnet del Club Súper 3 que con la acreditación oficial". No puede ser más claro el director ejecutivo de la Fanoc, Raúl Sánchez, que recuerda que las familias monoparentales y las numerosas "son las que más riesgos corren de caer en la pobreza".

ALGUNAS MEJORAS

Pese a defender el nacimiento de la tarjeta, Sánchez recuerda que "el carnet es papel mojado si no hay más recursos públicos. Cuidado con la demagogia". El directivo de la Fanoc admite que las ayudas han crecido desde el 2004, pero insiste en que son "pésimas" todavía. "Encima, estamos luchando por la prioridad que nos quieren quitar en la matriculación escolar y para que la Autoritat del Transport Metropolità nos haga el descuento que se niega a hacer".

El apoyo de Sánchez al carnet monoparental es claro, pero manda un aviso al Govern: "Que no digan que el trato será igual porque, por ejemplo, una familia numerosa necesita una casa de protección oficial más grande que una mujer con un niño, y tampoco es el mismo el gasto de agua en un hogar que en otro..."

INSEMINACIÓN

Daniel Arasa, presidente del Grupo de Entidades Catalanas de la Familia, valora también la tarjeta porque "ayuda a los más necesitados" y porque "ya que no se hace nada con las familias numerosas, quizá ahora se haga más al haber más presión". Arasa, que se opone a que una mujer sola se insemine artificialmente para tener hijos, no es contrario a que, "una vez cometido el error", la madre reciba subvenciones: "El hijo no tiene la culpa".

Sònia Bardají, presidenta de la Federació Catalana de Famílies Monoparentals, indica que muchas mujeres que han optado por la inseminación no necesitan tanto apoyo, pero otras lo acaban necesitando. Además, su colectivo (500 mujeres y 10 hombres) no hace distinciones. "Estamos todos unidos para exigir que se tengan en cuenta nuestros derechos. Sabemos que el carnet es solo un pequeñísimo paso".