Ir a contenido

PSICOLOGÍA

Instagram y baja autoestima: identifica las señales de peligro

Las redes sociales son causa y efecto del nivel de autovaloración de una persona

Ángel Rull

El fotógrafo Jonathan Carvajal enseña cómo hacerse un selfie frente a la Casa Batlló.  

El fotógrafo Jonathan Carvajal enseña cómo hacerse un selfie frente a la Casa Batlló.   / ALBERT BERTRAN

Las redes sociales han modificado la manera que tenemos de relacionarnos con los demás, con el mundo y con nosotros mismos. Son herramientas inicialmente neutras, que cada persona puede usar y que, para cada uno, y según su uso, tendrá unas consecuencias u otras. Mientras que algunos encuentran en las redes sociales una comunidad extensa de personas a las que solo conoce de forma virtual y donde se encuentran seguros y apoyados, otros sienten que es un instrumento que alimenta o hiere su autoestima según el momento de su vida en el que se encuentren.

Son ya muchas las personas que han reconocido que tienen un problema de adicción a las redes sociales. Esta adicción se debe no solo a las aplicaciones en sí, sino a la vulnerabilidad que la persona presenta y que es descargada en Instagram. De no encontrar esa adicción unida a dicha plataforma, lo encontrarían seguramente en otro punto de su vida.

Instagram y narcisismo

La concepción habitual es pensar que las redes sociales tienen un efecto directamente negativo sobre la autoestima de quien la utiliza. Son fuente de malestar, de soledad y de adicción. Sin embargo, Instagram simplemente agudiza vulnerabilidades de nuestra personalidad que ya están en nosotros. Sentimos esta vulnerabilidad en las redes sociales porque nos acompañan en nuestro día a día, pero si no usáramos las aplicaciones, si viviéramos en una sociedad no tecnológica, también sentiríamos el malestar, la soledad o la adicción, pero descargada sobre otra área de nuestra vida.

Nuestra autoestima, la forma que tenemos de vernos y de proyectar esa imagen al resto utiliza diversas formas de expresión. Una de esas formas es Instagram, donde podemos encontrar una red social que nos apoye la visión positiva que tenemos de nosotros mismos o puede acabar logrando el efecto contrario. Jara A. Pérez López escribe de forma honesta sobre este aspecto en "La locura como superpoder" (Libros Cúpula, 2019)'La conversación que tenemos con el mundo a través de las redes sociales está totalmente condicionada por cómo queremos que nos vean y con lo que anhelamos ser', dice la psicóloga. Es solo una ventana en la que enseñamos lo que ya tenemos y sentimos sobre nosotros. Un camino por el que fluye una autoestima que ya está baja, pero que puede hacer que baje aún más.

Señales de peligro

Las fotos que compartimos, las personas con las que nos relacionamos y lo que los demás nos enseñan de su vida a través de Instagram, tienen poder sobre nosotros. Nos empujan a comer bien, hacer deporte, leer libros o asistir a conciertos. Sin embargo, para algunas personas, la red social ejerce un efecto negativo sobre su ya baja autoestima. Es aquí donde debemos identificar las señales que nos indiquen que Instagram nos está perjudicando y buscar mejores alternativas para poder fortalecer de verdad la autoestima.

¿Qué señales nos indican el efecto negativo que está teniendo Instagram sobre nuestra autoestima?

1. Enseño lo que como

Fotografío cada plato bonito o la comida en todos los restaurantes. Pero no se trata de mostrar la realidad, sino que esas fotos son escogidas de forma meticulosa y dan una apariencia falsa.

2. Exceso de selfies

Mi feed está lleno de fotos mías a modo de selfie, tanto de mi cara como de mi cuerpo. El número de estas fotos será incluso 10 veces superior al de cualquier otro contenido.

3. Historias continuamente

Al cabo del día, se podría saber qué has hecho cada hora en base a los stories que has subido. De hecho, hay una necesidad imperiosa de mostrarlo todo.

4. Muestro todo lo que compro

Desde los artículos de belleza hasta la ropa, pasando por nuevos móviles o joyas. Es aquí donde se prima el yo tengo antes que el yo soy.

5. Culpabilidad

Aparece la culpa cuando no estamos usando la aplicación. Por eso, en vacaciones o en reuniones con amigos no nos despegamos del teléfono móvil.

Instagram es una red social que ayuda a conectar diferentes vidas en función de los gustos personales. Tiene un gran poder sobre nosotros y puede ser una herramienta para combatir la soledad o unir a personas en base a un interés común. Aunque parece apuntar a que repercute siempre negativamente en nuestra autoestima, únicamente lo hace con personas que de por sí ya la tienen baja, y lejos de beneficiarles les perjudica aún más. Es ahí donde aparecen las señales de peligro.

Ángel Rull, psicólogo.