Ir a contenido

J. M. Miró, autor teatral: "Me preocupa que el Poble Sec pierda su esencia"

El dramaturgo pide a los políticos que actúen para frenar la presión inmobiliaria

Carme Escales

Josep Maria Miró, a la derecha, con Josep, el propietario de la Bacallaneria Vallhonrat.

Josep Maria Miró, a la derecha, con Josep, el propietario de la Bacallaneria Vallhonrat. / LUAY ALBASHA

Un día, un agente inmobiliario del Poble Sec subió a una finca vecina e hizo sonar el timbre de una puerta. Josep Maria Miró (Vic, 1977) abrió. El inmobiliario le preguntó si tenía intención de vender su piso o si sabía de algún vecino interesado. Miró quedó impactado. A veces, los titulares de prensa se presentan en tu rellano. Pero este dramaturgo es una esponja, un activista social que en obras como Nerium Park (en la sala Beckett hasta el 25 de febrero)sube al escenario temas como el pelotazo inmobiliario y la banalización de las personas.

-¿Qué le hizo pensar aquella llamada del inmobiliario a su puerta?

-Esa actitud muestra claramente la deriva que está tomando el asunto inmobiliario en el barrio. Yo venía del Raval, llegué al Poble Sec en el 2010. En el Raval ya había visto cómo los precios subían. Aquí todo me pareció más tranquilo, pero esto ya no es de un barrio u otro, es un problema en toda la ciudad.

-¿Qué es lo que más le preocupa?

-Me preocupa que el Poble Sec pierda su esencia de barrio, y que la pierdan también el resto de los barrios de Barcelona. Creo que la clase política debe mover ficha para evitarlo. Y debe hacerlo ya.

-¿Qué lugares siente que hacen en esa esencia del Poble Sec?

-La pesca salada de Josep (Bacallaneria Vallhonrat. Vallhonrat, 23); la Barbería de Benito, al lado, y el restaurante Pacífico Sur (Vallhonrat, 19), que lo lleva Paco, un chileno con el que hablamos de todo.

-Todos en una misma calle...

-Sí, yo nací en Vic, pero crecí en Prats de Lluçanès. Vine a Barcelona cuando empecé a estudiar Periodismo. A los que venimos del pueblo nos gusta el anonimato de la ciudad, pero también la proximidad del comercio y los vecinos.

-¿Qué otros lugares del Poble Sec son importantes para usted?

-El Institut del Teatre, y ahora lo tengo al lado, porque allí estudié los cuatro años de Dirección y Dramaturgia. Por eso, antes de vivir en el Poble Sec, venía muchísimo, al Institut y al Teatre Lliure, al Mercat de les Flors. Son espacios que frecuenté mucho. Y ahora desde aquí siento toda la ciudad cerca. El barrio está muy bien comunicado.

-¿Tiene algún otro lugar especial?

-La França Love Hotel (França Xica, 40). Es un meublé que puede pasar desapercibido por la sobriedad del edificio. Una vez entré por curiosidad. Es el lugar ideal para desarrollar una obra de teatro, en la que yo, seguramente, pondría en juego no precisamente el sexo.

0 Comentarios
cargando