Reforma del centro urbano

Santa Coloma activa una nueva reparcelación del 'PERI' tras el revés judicial de noviembre del 2022

El consistorio aprueba licitar al inicio del 2024 la redacción del proyecto, exigido por el Tribunal Superior de Justicia

PRECEDENTE | El TSJ de Catalunya deja sin efecto la reparcelación del casco antiguo de Santa Coloma de Gramenet

CONTEXTO | Una tercera sentencia judicial respalda la nulidad de la reparcelación del centro de Santa Coloma

Intersección de la zona afectada por el PERI, desde donde se divisa el edificio de 12 plantas a medio construir.

Intersección de la zona afectada por el PERI, desde donde se divisa el edificio de 12 plantas a medio construir. / Elisenda Pons

Manuel Arenas

Manuel Arenas

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un año después del revés judicial del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que dejó sin efectos su reparcelación vigente, el laberíntico Plan Especial de Reforma Interior ('PERI') del casco antiguo de Santa Coloma de Gramenet entra en una nueva fase.

Se trata de la activación de un nuevo proyecto de reparcelación, tal y como exigió el propio TSJC, que se aprobó este pasado martes 28 de noviembre en la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Santa Coloma. Específicamente, la citada aprobación versa sobre la licitación de un contrato que consta de un objeto doble.

En primer lugar, el estudio de la sentencia que anula la modificación del proyecto de reparcelación del 'PERI Santa Coloma Vella II'. Y, por otra parte, "la redacción del nuevo proyecto de reparcelación" de dicho 'PERI', tal y como consta en las cláusulas específicas de la licitación con firma digital del pasado jueves 23 de noviembre a las que ha tenido acceso EL PERIÓDICO.

La licitación de este nuevo contrato, que prevé un tiempo de ejecución de dos años para el estudio y redacción de la nueva reparcelación, está prevista para el primer trimestre del próximo 2024 con un importe de 60.000 € (sin IVA), según el nuevo Plan Anual de Contratación 2024 que el Pleno municipal de la corporación colomense sacó adelante también este pasado 28 de noviembre.

La nueva reparcelación implicará que, en un contexto de "actuación urbanística altamente compleja" en palabras de las cláusulas de licitación, se deba volver a determinar la configuración de las cargas y beneficios resultantes de que los inmuebles de siete vecinos afectados por la reforma urbanística (cinco propietarios y dos inquilinos) queden afectos a la misma y deban ser indemnizados. Todo ello mientras el Tribunal Supremo tiene pendiente de admisión a trámite un recurso de casación interpuesto por el propio consistorio colomense.

Es en los mencionados siete vecinos donde reside el origen del conflicto que dio pie a la mencionada sentencia del TSJC: demandas en la jurisdicción contencioso-administrativa de siete de los doce vecinos afectados, que acudieron al abogado Rafael Mendoza al no estar conformes con las compensaciones propuestas por el Ayuntamiento de Santa Coloma. Desde la sentencia del TSJC, otras dos resoluciones han avalado la nulidad de la reparcelación.

"Impugnaremos la contratación de la nueva reparcelación"

Consultado por este diario sobre la nueva reparcelación, el letrado Mendoza asegura que "impugnaremos la contratación de la nueva reparcelación". A su juicio, "resulta asombroso mantener un recurso pendiente de admisión ante el Supremo y a su vez encargar una nueva reparcelación".

Ya en el momento de la sentencia del TSJC, el abogado criticó que el Ayuntamiento de Santa Coloma "no quiera sentarse a negociar" con sus clientes, que reclamaban cuantías dispares que iban de 30.000 a 100.000 € en relación a las que ofrecía la administración local como compensación por afectar las fincas a la reforma urbana del centro de la ciudad de la ribera del Besòs.

Desde el consistorio, sin embargo, consideran que la nueva reparcelación podría llegar a ser incluso lesiva para los intereses económicos de los clientes de Mendoza. Además, el Gobierno municipal (PSC + Ciutadans) entiende que las reclamaciones económicas de los vecinos son la principal motivación de la querella que, en un proceso penal paralelo, acusa de prevaricación urbanística, revelación de información privilegiada y coacciones a  a dos extenientes de Alcaldía de Urbanismo y al a actual jefe de servicio de Urbanismo del consistorio.

También consultada por este diario, la Plataforma Salvem el Barri Antic de Santa Coloma, impulsada por vecinos contrarios a la reforma y con la que, afirmó que la sentencia del TSJC era "una gran noticia", ya que la nueva reparcelación ofrece al colectivo "la oportunidad de intervenir como plataforma en el nuevo proyecto, algo que no pudimos hacer en 2016", explicó el portavoz Antoni Sancho a este diario.

Lee todas las noticias de Santa Coloma de Gramenet en EL PERIÓDICO Santa Coloma