Una fábrica artística que produjo tejidos

Una cooperativa de trabajadores dirigió la empresa de Pere IV durante 14 años

La Escocesa 8 Exterior del actual centro de producción artística

La Escocesa 8 Exterior del actual centro de producción artística / FERRAN NADEU

1
Se lee en minutos
ANNALISA PALUMBO / BARCELONA

Una puerta de hierro con pintadas multicolores esconde el acceso a La Escocesa (Pere IV, 345), en el barrio de  Provençals del Poblenou. En 1852, Tomàs Borrull, propietario del solar, lo cedió a la compañía J. Arbós, que se dedicaba a la producción de productos químicos para la industria textil. Tan solo dos años más tarde, la empresa figuraba  en el listado de las 10 mejores de la ciudad.

A partir de 1877, nuevas empresas empiezan a alquilar partes de la fábrica, que mientras tanto va creciendo. "En realidad, La Escocesa, tal y como la conocemos ahora, se terminó de edificar en 1892 -explica Kike Bela, director de La Escocesa, ahora un centro de artes plásticas- porque se fueron añadiendo naves según las necesidades".

 

El inquilino más importante del conjunto fue sin duda la empresa Jonhston, Shields y Cia - La Escocesa, que dio su nombre al complejo y alquiló el recinto entre 1894 y 1984. "Aquí se producía cualquier cosa relacionada con el mundo del textil, desde productos químicos a cortinas o manteles, y tengo constancia de producción de explosivos", sigue Bela, según quien el equipo de fútbol de este recinto fabril fue el primero contra el que jugó el FC Barcelona. "Y ganó La Escocesa", añade.

En 1984, la Johnston, Shields & Cia cerró su actividad debido a la crisis del sector, pero sus trabajadores montaron la cooperativa Lace Bobinet, SA y se quedaron en el establecimiento hasta 1998, siguiendo con la producción textil.

Noticias relacionadas

"Desde entonces, se alquilaron naves a artistas y artesanos -explica Bela- hasta el cierre". En el  2006, la empresa Renta Corporation adquirió los terrenos para construir oficinas y viviendas, pero al año siguiente el Ayuntamiento catalogó La Escocesa como bien de interés cultural de categoría C. Además, lo incluyó en el programa Fàbriques de creació.

En el 2008, el ayuntamiento cedió la gestión del espacio a Associació d'Idees, que sigue al frente de La Escocesa. "Somos un centro de producción artística enfocado a las artes visuales. Acogemos artistas en nuestros talleres, hacemos exposiciones e intercambios internacionales, pero también tenemos cursos abiertos a todo el mundo", concluye Bela, su director.