Ir a contenido

SaNTS-MoNTjUïC

Un sistema de riego inteligente minimiza el despilfarro de agua

La modalidad se ha estrenado en el parque del Centre del Poblenou

BEATRIZ PÉREZ
BARCELONA

El Ayuntamiento de Barcelona ha lanzado una plataforma inteligente de telegestión de riego de espacios verdes que permitirá reducir en un 25% el volumen de agua consumida en la ciudad. El sistema, que ya se ha implantado en el parque del Centre del Poblenou y que estará en marcha en los de la Ciutadella y el Central de Nou Barris en breve, supone un «proyecto sin precedentes en Hábitat Urbano», según el teniente de alcalde Antoni Vives.

Esta nueva herramienta, utilizada por técnicos a través de tabletas y smartphones, opera a distancia las electroválvulas que abren el paso del agua de los jardines y se nutre a partir de una serie de datos recogidos por una red de sensores.

OPTIMIZACIÓN / «En cada parque hay tres sensores de humedad —explica Javier Varela, ingeniero de caminos y técnico de Serveis de Cicle de l'Aigua—. Son reutilizables, es decir, se pueden mover a otro sitio y, a través del balance hídrico [una fórmula matemática], detectan cuánta agua necesita cada zona». Esta nueva plataforma de gestión inteligente o  smart, única en el mundo, recoge conjuntamente los datos de los sensores y de las estaciones meteorológicas, y está además conectada a la red municipal de pluviómetros. A partir de la obtención de los diferentes datos, realiza una comparativa con el objetivo de aportar a las zonas verdes el agua necesaria.

Así se minimiza el despilfarro de este bien natural y se detectan más fácilmente las pérdidas u otras circunstancias que puedan influir de un modo poco eficiente en su consumo. «Damos a las plantas únicamente el agua que necesitan. Por ejemplo, si llueve, incluimos esta agua en el balance y así nos ahorramos una semana de riegos», continúa Varela.

AHORRO / Para Vives, esta nueva plataforma de telegestión del riego «hace reales las smart cities» y su valor radica en que permite la «gestión inteligente e informática de Barcelona». De ahí que, poco a poco, se quiera ir incorporando a más espacios verdes, hasta llegar a una primera fase que abastecería a 79 hectáreas (el 27% del total) de las 293 susceptibles de gestionar. La implantación de este sistema en los tres parques ya mencionados gestionará de manera controlada 13 hectáreas.

La nueva plataforma de telegestión de riego reducirá la factura municipal en unos 425.000 euros al año. Puesta en marcha con la colaboración público-privada, ha supuesto una inversión de 298.000 euros.