El 95 % de los pacientes con desprendimiento de retina recuperan la visión con un diagnóstico precoz y una cirugía urgente

La aparición repentina de moscas volantes o miodesopsias es uno de los síntomas más frecuentes asociados al desprendimiento de retina, una grave enfermedad ocular, que, además, es causa urgente de consulta con el oftalmólogo

El 95 % de los pacientes con desprendimiento de retina recuperan la visión con un diagnóstico precoz y una cirugía urgente
Se lee en minutos

Hablamos con el Dr. José García Arumí, de IMO Grupo Miranza Barcelona, oftalmólogo con más de 30 años de experiencia en cirugía del vítreo y de la retina.

¿Cómo podemos notar que estamos padeciendo un desprendimiento de retina?

Los síntomas más frecuentes de desprendimiento de retina son la aparición repentina de “moscas volantes” en nuestro campo de visión, también llamadas miodesopsias, que pueden tener distintas formas o tamaños y se mueven al mismo tiempo que movemos los ojos. Estas se aprecian más cuando miramos superficies claras, como una pared o el cielo. Otro signo muy habitual es ver flashes, es decir luces intensas, con los ojos abiertos o cerrados, que duran microsegundos y que también se aprecian, sobre todo, cuando movemos los ojos. Asimismo, otro síntoma frecuente es la aparición de una “cortina negra” que cae sobre nuestro campo visual y que puede ir creciendo conforme el desprendimiento de retina avanza.

Todos estos síntomas pueden indicar la presencia de un desprendimiento de retina, por eso, es muy importante que el paciente que los nota acuda lo antes posible al oftalmólogo especializado en retina.

¿Por qué es importante visitar al oftalmólogo con urgencia cuándo notamos estos síntomas?

El desprendimiento de retina es una enfermedad grave del ojo que debe tratarse con urgencia, ya que, de no hacerlo, puede producir una pérdida total de la visión. No obstante, es importante tener en cuenta que el 95 % de los pacientes recuperan la visión con un diagnóstico y una cirugía a tiempo. En este sentido, existen distintos tipos de técnicas para abordarlo, según el caso del paciente y la zona afectada de la retina.

¿Qué grupos de personas son más propensas a padecer un desprendimiento de retina?

El desprendimiento de retina afecta a 1 de cada 10.000 personas, cada año. Un dato significativo es que el 50 % de los pacientes que desarrollan desprendimiento de retina son miopes. Por lo tanto, las personas con miopía tienen más probabilidades de padecerlo, especialmente si son altos miopes (más de 8 dioptrías). Otros grupos de personas de riesgo son los diabéticos o los que han sufrido un importante traumatismo ocular. Asimismo, el desprendimiento de retina puede ser más frecuente tras una cirugía de cataratas. Sin embargo, esto es muy poco habitual.

¿Cómo es la cirugía del desprendimiento de retina?

Seleccionamos la técnica quirúrgica (o la combinación de técnicas quirúrgicas) según el caso que presenta cada paciente. En este sentido, los 2 tipos de cirugías más frecuentes son: la cirugía escleral y la vitrectomía. La primera tiene menos  riesgos asociados, ofrece una recuperación más rápida y puede llevarse a cabo en casos menos complejos. Por su parte, la vitrectomía se utiliza en casos de mayor complejidad y también puede practicarse junto a una cirugía escleral, si el paciente lo precisa. Consiste en eliminar el gel vítreo, la “gelatina” que rellena el globo ocular y en aplicar de nuevo la retina desprendida. Asimismo, para mantener la retina reaplicada hasta que la soldadura realizada con láser sea sólida, se emplean diferentes taponadores, como el gas o el aceite de silicona, dependiendo de lo complejo del desprendimiento de retina. En este sentido, en IMO Grupo Miranza, realizamos cerca de trescientas cirugías de desprendimiento de retina anuales y muchos de los pacientes que nos visitan presentan casos de alta complejidad. Además, hemos participado en el desarrollo de nuevas técnicas e instrumentos para dar solución a esta grave patología ocular, con el objetivo de mejorar la visión y la calidad de vida de las personas que nos confían su salud ocular. 

IMO Grupo Miranza: atención 24 h, los 365 días del año

El desprendimiento de retina debe ser atendido con carácter de urgencia. Del mismo modo, otros procesos o alteraciones oculares, como los traumatismos, el ojo rojo o inflamado, una pérdida brusca de visión o la sensación de un cuerpo extraño son motivos de consulta urgente con el oftalmólogo, ya que pueden poner en jaque nuestra visión y precisar un tratamiento a tiempo y eficaz.

Puedes acudir de urgencias, sin solicitar cita previa.

Si lo prefieres, puedes llamar al 93 400 07 00. Nos encontrarás en la C/Josep Maria Lladó, 3- Barcelona (salida 7 de la Ronda de Dalt) y en la web imo.es.  

 

Temas

Médicos