30 oct 2020

Ir a contenido

EN LAS 37 ZONAS AFECTADAS

El cierre de Madrid empieza con moratoria de multas de 48 horas

Las sanciones serán de entre 600 y 3.000 euros cuando pase el periodo de gracia

Sánchez se reune hoy con Ayuso para mostrar el apoyo del Gobierno a la Comunidad

Manuel Vilaseró

Los controles aleatorios en Madrid serán informativos durante las primeras 48 horas. Así lo ha señalado el consejero de Justicia, Interior y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López. En la foto, un policía entrega una mascarilla a un repartidor de Glovo. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Durante las primeras 48 horas no habrá sanciones para los que se salten la prohibición de entrar o salir de las zonas que la medianoche de este domingo empiezan su confinamiento en Madrid. Pasado este período, las multas serán de un mínimo de 600 euros y más altas, incluso hasta 3.000 euros, si la persona cazada debía estar en cuarentena por haber dado positivo o se contacto de un contagiado. 

La fuerte cuantía de las multas pretende ser un contrapeso a la gran dificultad que entraña controlar 37 zonas sanitarias de ocho municipios. El primero en reconocer esa complejidad fue el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, el pasado sábado y este domingo se sumaron también representantes de las administraciones que participaron en la reunión de coordinación del operativo policial.

El delegado del Gobierno, José Manuel Franco, destacó que las restricciones son de «una dificultad técnica muy grande», mientras que el presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) y alcalde de Arganda del Rey, Guillermo Hita, admitió, por su parte, que "son medidas difíciles de hacer cumplir" por lo que insistió en “la necesidad de la concienciación ciudadana".

200 agentes

En el operativo participarán las policías locales de los ocho municipios afectados, junto a la Policía Nacional y la Guardia Civil, aunque sólo el Ayuntamiento de Madrid fue a la reunión con los deberes hechos. Su delegada del área de Seguridad, Inmaculada Sanz, anunció que destinará a más de 200 agentes que distribuirá en «60 controles aleatorios que irán rotando» a lo largo de las dos semanas de restricciones.

 Los agentes no solo se encargarán de detectar a quiénes vulneren las restricciones de movilidad sino también a los bares y comercios que se salten las nuevas limitaciones (50% de aforo, sin consumo en barra y cierre a la 22 horas) y a los infectados o sus contactos que se salten las cuarentenas.  

Al frente del operativo está la Comunidad de Madrid, la única administración que no dispone de fuerzas de seguridad propias. Su máximo responsable es el Consejero de Justicia e Interior, Enrique López, encargado de anunciar ayer que las patrullas tendrán los dos primeros días solo carácter informativo.

Formulario

También explicó que los ciudadanos podrán descargarse un modelo de justificante para poder salir o entrar al barrio si cumplen con las excepciones previstas. El formulario debía estar disponible ayer en la web de la Comunidad.

El primer día de la entrada en vigor de la restricciones estará marcado por la reunión entre Pedro Sánchez y la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso. La intención del presidente del Gobierno es apoyar en todo lo que sea necesario a la Comunidad de Madrid para que esta tenga más difícil mantener el argumento de que la pandemia se ha descontrolado porque el Estado "ha dejado sola" a  Ayuso, como esta dijo tras recibir la invitación a reunirse el líder socialista.

Las demandas de Ayuso

La presidenta reiterará la lista de demandas al Estado para  mantener la sensación de abandono que pretende transmitir. Pedirá apoyo de las fuerzas de seguridad, del Ejército, reformas legislativas que le den más potestad para tomar medidas y  más  controles en Barajas y en el AVE. Una larga lista de reivindicaciones que ninguna otra autonomía ha necesitado ni reclamado para afrontar la segunda ola de la pandemia.

Lo que si está descartado es que Ayuso pida la declaración del Estado de Alarma. Con él se evitaría que medidas como las que empiezan este lunes necesitasen la ratificación judicial que anoche, por cierto, aún estaba pendiente.

Ataques del PSOE

El Gobierno está convencido de que la responsabilidad de la situación límite en que se encuentra Madrid se debe en exclusiva a la mala gestión de la presidenta y así lo trasladó ayer  la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, que acusó a Ayuso de «trocear, destrozar y depredar la sanidad pública para que al final la gente tenga que derivarse a la privada». Y añadió que Ayuso y su Gobierno «son incompetentes» y «no saben qué hacer ni cómo hacerlo»para afrontra la pandemia.

Temas Coronavirus