20 feb 2020

Ir a contenido

EN GIRONÉS Y PLA DE L'ESTANY

Salut investiga un brote de paperas en Girona con un centenar de afectados

La mayoría de los enfermos tienen entre 16 y 30 años

Efe

Vacunación de un bebé en un ambulatorio de Barcelona.

Vacunación de un bebé en un ambulatorio de Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

La Agencia de Salut Pública de Catalunya investiga un brote de paperas que no reviste gravedad y que afecta a más de un centenar de personas de entre 16 y 30 años, en las comarcas gerundenses del Gironès y el Pla de l'Estany.

Los técnicos de la Agencia de Salud Pública en Girona están investigando el brote y están contactando con las personas relacionadas con los afectados por si es necesario administrar alguna dosis de refuerzo de la vacuna.

Se recomienda a las personas enfermas de paperas o parotiditis que se queden en casa entre 5 y 9 días, desde el inicio de los síntomas, que se caracterizan por la inflamación de una o más glándulas salivares, fiebre y malestar. En algunos casos, pueden aparecer complicaciones, como la inflamación de testículo (orquitis) en los hombres o de ovario (ooforitis) en las mujeres.

La parotiditis es una enfermedad que se transmite de persona a persona por el aire, por ejemplo, cuando se estornuda, o por contacto directo con objetos que han estado contaminados con saliva infectada. El tiempo que transcurre entre la exposición al virus y el momento de enfermar, lo que se conoce como período de incubación, es de 12 a 24 días.

Hasta nueve días de contagio

Los enfermos pueden contagiar a otras personas desde tres días antes hasta cuatro días después de aparecer la inflamación de las glándulas parótidas, aunque se puede alargar hasta nueve días.

No hay un tratamiento específico para las paperas, pero se pueden aliviar las molestias con la aplicación de compresas frías o calientes en el cuello, la ingesta de líquidos adicionales y alimentos blandos, hacer gárgaras con agua tibia con sal y tomando paracetamol.

El pasado mes de enero se notificó otro brote de paperas en la provincia de Soria, en Castilla y León, con más de 200 casos notificados, la mayoría también personas jóvenes.