Ir a contenido

ESTUDIO INTERNACIONAL

Un test genético reduce el uso de quimioterapia en pacientes con cáncer de mama

El Mammaprint, que analiza 90 genes, evitará aplicar el tratamiento en casos considerados hasta ahora de alto riesgo

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

Un laboratorio del Centro de Cáncer de Mama del Hospital Vall dHebron de Barcelona. 

Un laboratorio del Centro de Cáncer de Mama del Hospital Vall dHebron de Barcelona.  / EDGAR MELO

Muchas mujeres que han sufrido un cáncer de mama podrían ahorrarse el tratamiento de quimioterapia gracias a un test genético, llamado Mammaprint, que es capaz de determinar que algunos tumores actualmente catalogados de riesgo, según los habituales análisis de anatomía patológica, en realidad no lo son. Concretamente, un estudio internacional con 6.600 pacientes ha observado que al menos un 14% de las mujeres que habían sido diagnosticadas con un “alto riesgo de recurrencia” muestran una elevadísima supervivencia libre de metástasis al cabo de cinco años sin necesidad de recibir quimioterapia, tal y como había previsto el análisis Mammaprint.

En el estudio, llamado en siglas Mindact, han participado pacientes de 111 hospitales europeos, incluyendo nueve españoles. Los resultados se han presentado en el congreso anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (AARC), celebrado en Nueva Orleans.

La prueba Mammaprint analiza 90 genes de una muestra de tejido de tumor de mama en estadio temprano para determinar si el cáncer presenta un bajo o un alto riesgo de recurrencia en los próximos años. Tras el éxito del ensayo, el protocolo "ya está listo" para empezarse a utilizar a gran escala en los hospitales, considera la coordinadora de Mindact en España, Isabel Rubio, responsable del Centro de Cáncer de Mama del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona.

“Va a ser una gran ganancia –insiste Rubio-. Se ha observado que pacientes en los que el riesgo era elevado con los criterios de anatomía patológica, tienen ahora un buen pronóstico”. Reducir la dosis de quimioterapia evitará los indeseados efectos secundarios.

EVIDENCIA CIENTÍFICA

“En la actualidad, la mayoría de los oncólogos recomiendan quimioterapia basándose en criterios comunes como la edad de la paciente, el estadio y el grado de su enfermedad, así como el estado del receptor hormonal HER2 de su tumor”, insiste en la misma línea Martine Piccart, jefa del Departamento de Medicina del Instituto Jules Bordet en Bruselas y presidenta del Breast International Group (BIG). “Los resultados proporcionan evidencia científica de que el uso de Mammaprint podría cambiar la práctica clínica evitando un tratamiento agresivo de quimioterapia a muchas pacientes que no se beneficiarían de él”.

El estudio incluyó exactamente a 6.693 mujeres de nueve países que se habían sometido a cirugía para el cáncer de mama en estadio temprano. Del total, 3.356 fueron clasificadas como de “alto riesgo de recurrencia de la enfermedad” según criterios clínicos y patológicos comunes, mientras que el tratamiento de acuerdo a Mammaprint redujo la prescripción de quimioterapia en un 46%.

Con posterioridad, la supervivencia libre de metástasis al cabo de cinco años para el grupo de pacientes en el que existía una discordancia entre el riesgo de recurrencia evaluada con los dos sistemas superó el 94%, indistintamente de si recibieron o no quimioterapia. Poder caracterizar el cáncer por medios genéticos es un “gran paso” que nos acerca un poco más a la “medicina personalizada”, concluye Rubio.

Temas: Cáncer

0 Comentarios
cargando