Nueva maquinaria

Vall d'Hebron incorpora un robot para acelerar el diagnóstico de bacterias

  • El aparato, impulsado mediante inteligencia artificial, permitirá secuenciar más muestras en menos tiempo

  • La maquinaria se utilizará tanto en pacientes del hospital como en enfermos de todos los centros de atención primaria de Barcelona

Plataforma robótica dedicada al estudio de bacterias del Vall d’Hebron.

Plataforma robótica dedicada al estudio de bacterias del Vall d’Hebron. / Jordi Otix

4
Se lee en minutos
Valentina Raffio
Valentina Raffio

Periodista.

Especialista en ciencia, salud y medio ambiente.

Escribe desde Barcelona.

ver +

El hospital Vall d’Hebron incorpora a su batallón de instrumentos científicos una nueva plataforma robótica para acelerar el diagnóstico de las infecciones bacterianas. El aparato, impulsado por algoritmos de inteligencia artificial y 'machine learning', permite secuenciar muchas más muestras en menos tiempo. Según explican los responsables del laboratorio de microbiología del hospital, se trata de la única maquinaria de este tipo en España, tanto por su magnitud como por su despliegue tecnológico. Su uso, argumentan los doctores, no solo permite acelerar los diagnósticos de enfermedades infecciosas sino que, además, consigue 'liberar' a los profesionales sanitarios de las tareas más mecánicas del laboratorio y centrar los esfuerzos en labores de análisis, investigación y vigilancia microbiológica.

"Reducir el tiempo que tardamos en realizar un diagnóstico es un reto continuo ya que puede resultar fundamental en el caso de infecciones graves como la sepsis, las infecciones por bacterias multirresistentes y en pacientes especialmente vulnerables", explica la doctora Nieves Larrosa, jefa clínica del servicio de Bacteriología y Micología del Vall d'Hebron. Hasta ahora, explican los sanitarios, con la maquinaria tradicional un cultivo de orina podía demorar entre 24 y 48 horas en arrojar un resultado. Ahora, en cambio, esta nueva plataforma robótica logra preparar el cultivo de una bacteria en tan solo un par de minutos y arrojar un diagnóstico en un margen de entre 16 y 18 horas. Todo ello, de forma casi automatizada.

Uno de los ejemplos más claros para entender la importancia de la rapidez en el diagnóstico de infecciones bacterianas es el caso de la sepsis. "En este tipo de infecciones sabemos que cada media hora de retraso en el inicio del tratamiento puede tener un impacto directo en la expectativa de vida del paciente. Por eso mismo, hasta ahora lo más normal era iniciar el tratamiento un poco a ciegas y después, cuando llegaba el diagnóstico definitivo, se afinaba un poco más", ilustra el doctor Tomàs Pumarola, jefe del Servei de Microbiologia del Vall d'Hebron. "Gracias a este nuevo aparato podemos acelerar el diagnóstico y reducir tiempo de respuesta para ofrecer un tratamiento adecuado. De esta manera podemos mejorar la atención de los pacientes, minimizar los efectos adversos y reducir tanto el gasto farmacéutico como el tiempo de hospitalización", recalca el doctor.

"Gracias a este nuevo aparato podemos acelerar el diagnóstico y reducir tiempo de respuesta para ofrecer un tratamiento adecuado"

Tomàs Pumarola

Según explican los sanitarios a cargo de este nuevo instrumento científico, a partir de ahora la plataforma se utilizará para secuenciar muestras tanto de pacientes del propio hospital como de todos los centros de atención primaria de Barcelona. Según estima el propio hospital, los laboratorios clínicos del Vall d'Hebron realizan más de 16 millones de estudios de muestras de este tipo anualmente.

Doctora Nieves Larrosa, jefa clínica del servicio de Bacteriología y Micología del Vall d'Hebron.

/ Jordi Otix

Inteligencia artificial

Esta plataforma robótica de última generación aterrizó en el hospital barcelonés en San Juan del año pasado. Desde entonces, el equipo científico a cargo del laboratorio ha trabajado para desplegar, paso por paso, todo el potencial de esta maquinaria. En estos momentos, según explica la doctora Larrosa, todavía se está trabajando para acabar de implementar las herramientas de inteligencia artificial y, si todo va  según lo previsto, este último paso se consolidará en los próximos seis meses. Antes de que acabe el año, todo apunta a que el robot estará a pleno rendimiento. "Esta plataforma supone un salto cualitativo en todos los niveles", argumenta la especialista.

"Esta plataforma supone un salto cualitativo en todos los niveles"

Nieves Larrosa

Noticias relacionadas

La propia máquina, de hecho, ya es capaz de diferenciar (y de analizar de manera separada) diferentes tipos de muestra. Por poner un ejemplo, el robot actúa diferente cuando se encuentra con la orina de una embarazada que cuando estudia un exudado vaginal con sospecha de 'candidiasis'. "Hemos creado un protocolo para cada caso y cada tipo de paciente, de esta manera la máquina lee el código de barras y ya sabe qué medios de cultivo tiene que aplicar en esa muestra", explica la jefa clínica del laboratorio.

El despliegue de esta plataforma robótica ha sido posible gracias a la inyección de fondos europeos FEDER. En total, según explican los responsables del laboratorio, el Vall d'Hebron ha recibido cerca de cinco millones de euros para mejorar su equipamiento científico y médico, de los cuales cerca de tres millones se han destinado a la compra e implementación de este robot diseñado acelerar el diagnóstico bacterias y, en definitiva, ayudar a ofrecer un mejor tratamiento a los pacientes.

Temas

Bacterias