FIGUERES, DE MUSEOS Y MÁS

Figueres, tu escapada de verano

Conocida por ser la villa natal del genial artista Salvador Dalí, Figueres es mucho más que la capital de la comarca catalana de l’Alt Empordà.

Figueres,  tu escapada  de verano

Comunicació y Jordi Puig

3
Se lee en minutos
María Jesús Tomé / DESTINOS

Figueres tiene, además, un destacado patrimonio monumental en el que destaca el castillo de Sant Ferran, así como abundantes ejemplos de arquitectura modernista y neoclásica que aparecen diseminados por todo el centro de la ciudad. Se encuentra a menos de media hora de las playas de la Costa Brava, por lo que es una base de operaciones perfecta para conocer el litoral de la provincia de Girona.

Un itinerario por Figueres

No hay mejor lugar para empezar un paseo por Figueres que La Rambla, su espacio urbano más emblemático. Es un eje comercial que vertebra el casco antiguo con la zona de expansión de la ciudad entre los siglos XIX y XX. Alrededor de la Rambla se construyeron durante el primer tercio del siglo XX una serie de edificios civiles que enriquecieron el patrimonio de la ciudad por sus diferentes estilos artísticos: neoclásico, ecléctico, modernista, novecentista y racionalista. También en la Rambla está el monumento del escultor Enric Casanoves dedicado a uno de los hijos más insigne de la ciudad, Narcís Monturiol, inventor de la primera nave submarina, el Ictíneo. Muy cerca de la Rambla se encuentra el Parc Bosc, una zona verde perfecta para pasear durante las tardes de verano.

La Plaça de l’Ajuntament es el centro neurálgico del casco antiguo de Figueres. A su alrededor hay callejuelas donde se ubican un gran número de restaurantes con terraza, perfectos para probar las especialidades gastronómicas ampurdanesas elaboradas con productos de kilómetro 0 y maridadas con los exquisitos vinos de la Denominación de Origen Empordà. También es una de las zonas comerciales por excelencia de Figueres, ya que hay muchos negocios y tiendas de todo tipo.

Teatro-Museo Dalí

En Figueres, como no podía ser de otra manera, hay una plaza dedicada al genial artista Salvador Dalí, quien instaló diversas esculturas, entre las cuales destaca una en homenaje a su amigo y filósofo catalán, Francesc Pujols. Es precisamente en este lugar donde se encuentra uno de los lugares más visitados de la capital de l’Alt Empordà, el Teatro-Museo Dalí, diseñado por el mismo artista a partir de las ruinas del antiguo teatro municipal para ofrecer al visitante una experiencia única. 

Contiene desde las primeras experiencias artísticas y las creaciones surrealistas del pintor figuerense, hasta las obras que realizó durante los últimos años de su vida. Asimismo, Dalí creó algunas piezas ex profeso para el Teatro-Museo como la sala Mae West, el Monumento a Francesc Pujols y el Cadillac Lluvioso, entre otras.

Otros museos de Figueres

Figueres cuenta con otros museos de obligada visita como el Museo de l’Empordà, el Museo del Juguete de Catalunya y el Museo de la Técnica del Empordà. El primero de ellos cuenta con una de las colecciones de pintura y escultura de los siglos XIX y XX y de arte ampurdanés más importantes de la comarca. En la actualidad la institución organiza exposiciones temporales de arte contemporáneo y actividades dirigidas a la conservación y difusión del patrimonio cultural local y comarcal.

Por su parte, el Museo del Juguete de Catalunya, inaugurado en el año 1982 en la Rambla de Figueres, exhibe más de 4.000 piezas como zootropos, mecanos, teatritos, títeres, aparatos de magia y recortables, entre muchas otras. Algunas de ellas pertenecieron a personajes famosos como Anna Maria y Salvador Dalí, Federico García Lorca, Joan Miró o Josep Palau y Fabre. El Museo del Juguete es perfecto para conocerlo en familia ya que es un lugar ideal para vivir experiencias únicas, aprender jugando y mantener despierta la imaginación de los más pequeños.

Por último, el Museu de la Tècnica de l’Empordà reúne una colección privada de más de 3.000 objetos mecánicos de todo el mundo que permiten al visitante descubrir las transformaciones tecnológicas que fueron claves para el nacimiento de la sociedad industrial. Las piezas que se exponen son imprescindibles para estudiar y comprender la historia de finales del siglo XIX y principios del XX.

Una excursión al Castillo de San Ferran

Noticias relacionadas

La guinda de una visita por Figueres es el castillo de Sant Ferran, una fortificación abaluartada del siglo XVIII. Constituye un legado patrimonial de primer orden ya que es el monumento de mayores dimensiones de Cataluña y la fortaleza de la época moderna más grande de Europa.

El Castillo de Sant Ferran está abierto al público desde el año 1997. Por sus dimensiones colosales, por la innovadora ingeniería militar de la época y por su excelente estado de conservación, la visita al castillo de Sant Ferran es una experiencia única que pone un punto y final excelente a una ruta por Figueres.